lunes, 31 de enero de 2011

El Paladín de la Reina – Belén Márquez Rojas

Hace tiempo hice una reseña de una novela de esta autora, Sin Pedigrí, una historia policíaca basada en hechos reales. También hice una entrevista para conocerla mejor y os di la noticia de su siguiente publicación. Me gustó su forma de escribir y no resultó difícil contaros lo que me parecía su obra.


Ahora, sin embargo, estoy hecha un lío y no sé si encontraré el modo de contaros qué he sentido leyendo El Paladín de la Reina.


Lo primero, decir que esta nueva obra es literatura fantástica y se la compara con El Señor de los Anillos. Y no es para menos.


Brinahbrin es el principio de todas las cosas. Pero también existe la energía oscura… los ashim mutan… los aralim, con poder para manipular las leyes del universo, crean dos mundos: Wylon, donde habitarán los que no perdieron del todo su inmortalidad, y Hernia, para los que se convirtieron en simples mortales.


Ahí es nada.


Un mundo imaginario, fantástico, donde todo puede ser posible porque la imaginación de esta autora nos arrastra a una aventura que dura 466 páginas. Ni una menos. Treinta y cuatro capítulos emocionantes; ni uno solo tiene desperdicio. Una novela imprescindible para los amantes del género.


Olvidaros de la vida cotidiana, de las historias sosas y del precio de la cesta de la compra. Desde que abráis este libro desaparecerá todo a vuestro alrededor y os encontraréis inmersos en un lugar quimérico y fabuloso, increíble y extraordinario. ¡A la porra si ha subido la carne! Ahora, lector, te encuentras cabalgando por el reino de Hernia…


La historia comienza con un ataque a Zanal-Varïm. Las fuerzas oscuras han encontrado el modo de escapar del muro que las mantenía encerradas y toman venganza contra el mundo de los humanos. Pero no sólo quieren acabar con ellos, sino llevarse a Yvanna, la reina, de la que el paladín, Edric Bridel, uno de nuestros héroes, está secretamente enamorado desde hace años. A duras penas resisten el ataque y, aunque el rey Deros muere, consiguen salvar a la reina y al heredero al trono, el joven Jian.


Morag Vorn, un viejo aralim, ordena a Edric que lleve a la reina y al heredero a lugar seguro y un grupo reducido, al que se unirá el mejor arquero elfo de todos los tiempos, Aradir Ingarion, parte de la capital custodiando a la soberana. Sin embargo, Morag Vorn tiene sus propios planes y no es Yvanna quien acompaña al paladín, sino una muchacha del pueblo llamada Rianna para que sirva de señuelo.


No, no os voy a contar la historia. Porque tenéis que leerla y disfrutarla vosotros mismos.


En esta novela no hay un tramo que se deslice en calma para luego meternos de lleno en la aventura. Aquí la aventura está presente desde el inicio, desde la primera página y no nos abandona hasta el final.


La autora nos permite conocer al maravilloso y valiente paladín, Edric Bridel, el único capaz de manejar la espada mágica Netchaz que guarda el alma de Nith Haiah; al extraordinario elfo Aradir Ingarion del que acabaremos enamoradas sin remedio; a Jian, el joven heredero del trono que se supera página a página; a Rianna, una muchacha nada sencilla que asume su papel y nos hará emocionarnos; a Morag Vorn, capaz de urdir el mayor de los engaños para salvar a la reina; a Undreas, algo así como un enano que os sorprenderá sin lugar a dudas.


Todos y cada uno de los personajes destila valentía, sí, pero podremos conocer también sus dudas y sus flaquezas.


En cuanto a las fuerzas del mal, nos presenta al líder, Berhelliadath, a su hermano Kronendath, a los kusgash (esbirros de las fuerzas ocuras) y un sin fin de siniestros personajes que persiguen y acosan a los protagonistas a lo largo de su arriesgado camino.


Conoceréis Forth-Varïm, Zanal-Varím, el Reino de Raquia, Farath-Drill, el Reino de Hernia, el bosque de Mag-Morell, el templo de Yanath… ¡Dios mío! Aún estoy alucinado con la facilidad de la autora para inventar nombres tan prodigiosos que te engullen hacia un mundo aterrador y exquisito a la vez.


También hay espacio para la carcajada en mitad de la novela, cuando nuestros héroes se enzarzan en una pelea de taberna. Se agradece este capítulo porque te relaja la tensión acumulada y nos deja ver el lado sarcástico de los protagonistas.


He leído esta novela en plan crítico y en las primeras páginas he encontrado frases en las que se repiten palabras, pero no culpo a la autora porque lo suyo es crear, y doy un toque a la editorial por no haberlo pulido.


Sin embargo, esas pequeñas erratas desaparecen, la novela te cala, te absorbe, mejora página a página, te obliga a perderte en el mundo mágico que Belén ha creado y acabas tan fascinada que no puedes hacer otra cosa que seguir leyendo.


Se pueden decir muchas cosas buenas de esta autora, pero sin duda alguna, lo mejor de ella es que consigue transportarte, seducirte con su escritura y navegar por un mundo imaginario que se desmorona y al que el lector, como un personaje más de la aventura, desea salvar a toda costa.


De verdad, no os la podéis perder.


Gracias, Belén, por haberme hecho soñar de nuevo.


13 comentarios:

Carolina dijo...

Aymaredelamorélfico!
Pero qué bonitaaaaaaaaaa.
Y lo feliz que se va a sentir Belén!!
Gracias, gracias, gracias.
Voy a colgarla en el club de lectura del facebúk y luego va a parar a mi blog.
Olé, con un par, te voy a contratar como reseñadora (pero Aradir es mío, yo lo ví primero, jaja).
Gracias Nieves, gracias Irdala-L...
Besos de cariño por todos los puntos cardinales de Hernia...

Belén dijo...

Gracias a ti, Nieves. En primer lugar por haberte lanzado a leer este libro siendo como eres una excelente escritora de novela romántica, un género completamente diferente a este y en segundo lugar por tu excelente crítica. Me ha emocionado mucho y sólo espero que todo aquél que lo lea quiera saber más sobre el paladín de la reina.

Gracias de nuevo

Carolina dijo...

Oye sister, pero dile a Nieves que Aradir es mio...¿o no?
Pondré una vela a Briah, para el caso que me hace...
Besos élficos!!!!!!

Belén dijo...

Creo que este comentario ya os contesté en la reseña que hiciste pata Entre Libros. Os dije que, sintiéndolo mucho, yo lo vi primera, aunque sólo fuera en mi imaginación.

Nieves Hidalgo dijo...

Carolina, Belén,
ha sido un placer leerme el libro y arriesgarme a hacer esta pequeña reseña. La novela lo merece y seguro que muchas lectoras se lo van a pasar bomba entre sus páginas, porque es una fantasía total.

Peeeeeeeero, sintiéndolo mucho, tengo que deciros que Aradir se ha enamorado de mí (es que le regalé un par de chupitos de ron), lo siento por las dos. Buscaros a otro, que a éste me lo quedo. jeje

Besotes

Anónimo dijo...

Yo me leí hace tiempo esa otra crítica de la novela de policías porque me gustan las novelas de policías. pero es que tambien me pirrian las fantasticas y esta entrada es muy guapa la novela pinta muy bien. Ay y la portada es muy bonita. ya la tenia apuntada porque la habia visto en FB.

Un saludo

Adela

Nieves Hidalgo dijo...

Adela, gracias por pasarte por este blog.
No te vas a arrepentir con esta novela, es fabulosa. Si te gustó El Señor de los Anillos, ésta te encantará.

un beso

LOLA REY dijo...

Bueno soy una forofa de "El señor de los anillos" y leyendo tu reseña debo reconocer que se me han puesto los dientes largos. La anotaré en mi lista de pendientes.

Nieves Hidalgo dijo...

Lola de verdad que te va a gustar.

Besotes

Belén dijo...

Gracias a todas por vuestros comentarios. Espero que disfrutéis con el libro.

Ricard dijo...

holaaaaaaaaaaaa!!!
Por fin me decido a poner un comentario sobre tu novela. Por cierto sabes quién soy? ARADIRRRRR. JA JA JA. Soy vuestro primo ricard. Vaya novelón!! Felicidades. La verdad es que no me atraía el genero fantástico, pero al leer El Paladín de la reina quedé atrapado desde la primera página. Su lectura es fácil y muy amena. Al princio creia que me resultaría pesada al tener que recordar los nombres de los personajes, pero que equivocado estaba. Te absorbe de tal manera que te sientas parte de ellos, te gustaría parecerte a alguno de ellos ya sea a Edric, Aradir incluso al viejo aralim Morag. Por cierto si vosatras os pedís a Aradir yo me quedo con la tabernera. Un beso para las dos. Estamos en contacto.

Nieves Hidalgo dijo...

Ricard, ¿¿DE VERDAD ERES ARADIR??
Aaaaaaaaaaaaaaay, Dios mío, por fin te he localizado. Belén quería ocultarte, jajaja.
Gracias en nombre de Belén y en el mio propio por entrar aquí a comentar la novela. Llevas razón, es un novelón.

Muchos besos

Belén dijo...

Pues esto si que no me lo esperaba ¿mi primo dejando un comentario por aqui? ¡Ya le vale! Me alegro un montón que te haya gustado y sobretodo, volver a saber de ti. Me hubiera encantado verte en la presentación de Barcelona pero ya me dijeron tus padres que no podía ser. Un abrazo enorme y, por supuesto, seguiremos en contacto.