jueves, 23 de septiembre de 2010

Sin comentarios...




7 comentarios:

Anabel Botella dijo...

xDD

Julia dijo...

Desde luego es un post para la reflexión. Porque por lo visto hay extranjeros de primera y de segunda categoría. Los que nos hacen la vida más fácil y cómoda y a los que les debemos todo aquello que nos gusta, son de primera; los que ponen en peligro nuestro empleo o lo que quiera que sea que ponga en peligro un trabajador extranjero son de segunda categoría. En realidad, el ser humano es demasiado aficionado a medir y juzgar las cosas con un doble rasero. Y a veces es necesario llamarle la atención con posts como éste. Gracias, Nieves, por recordarnos que no debe haber fronteras cuando hay buena voluntad y ganas de superarse.

Ángeles Ibirika dijo...

¡Qué verdades más grandes! Lástima que muchos no sean capaces de entender algo tan simple y básico.
Gracias, Nieves. Con tu permiso, lo cuelgo en mi blog.

Mary Heathcliff dijo...

Guau
Gracias por la reflexión.
Hablando de otra cosa, tu blog está más bonito cada vez, te felicito. :)

Eleanor Atwood dijo...

Muy cierto. Se nos olvida una:

"tu gas es argelino" , jejeje.

Un cartel que es un puñetazo en la cara a todos los racistas.

Besos.

alex dijo...

Hello, i'm Alex ,I visit your blog and i like it very much!you have a 10 for creativity !good luck!

Nieves Hidalgo dijo...

Gracias a todos por comentar esta entrada.

Besos y abrazos