miércoles, 10 de septiembre de 2008

Sobre "Orgullo sajón"

Orgullo: Arrogancia, vanidad, exceso de estimación propia, que a veces es disimulable por nacer de causas nobles y virtuosas. Dicen, y yo así lo creo, que el amor es una fuerza que arrasa con todo, pues no conoce más razonamiento que el sentimiento que anida en nuestra alma. Las novelas románticas nos hablan de esa fuerza y su lucha por superar agentes externos: Sociedad, distancia, cultura, educación etc. Pero ¿qué ocurre cuando el enemigo está en nosotros?

Orgullosa de ser mujer, quise soñar una historia de tiempos pasados, donde por una vez no fuera el macho de la especie el que tuviera que luchar contra su ego (aunque también le toque llevar su cruz), sino que fuera ella la que aceptara el reto.


Orgullo sajón nació como una novela de lucha de voluntades. Me encanta enfrentar a los protagonistas y disfrutar del juego de la seducción. Debo reconocer que no se lo puse nada fácil a Wulkan, aunque él bien se supo ganar a su hembra, sin quebrarla y sin perder un ápice de hombría. Pero ante todo, y al margen de otras muchas cosas, esta obra pretende exponer la batalla interior que sufre su protagonista femenina.

Ahora os propongo que reflexionemos: ¿Puede vencer el amor al orgullo?. ¿A qué es más difícil enfrentarse: al mundo o al yo?. ¿Es más fácil ceder si eres mujer?

5 comentarios:

Andrea dijo...

Nieves soy de las que creen que el amor puede vencer cualquier obstáculo y el orgullo es uno de ellos. En mi primer novela PASADO IMPERFECTO la protagonista termina dejando su orgullo de lado cuando descubre que sigue amando al hombre que tanto daño le hizo. Se olvida no solo del orgullo sino también del dolor y la traición.
Cambiando de tema, hermosas las fotos de tus vacaciones!
Un beso de ultramar
Andrea

Bego dijo...

A la primera pregunta, creo que si, que el amor puede ser mas fuerte que el orgullo.

A la segunda me resulta mas difícil responder, creo que solo podría saber que hacer si llegase el momento.
Ahora no se a quien me resultaría mas difícil enfrentarme, si a mi misma o al mundo.

Y a la tercera, creo que depende de cada persona, de la situción, pero sobre todo de los sentimientos.

Anónimo dijo...

El amor siempre debe vencer al orgullo. Pobre del que no lo consiga porque entonces no encontrará la felicidad, que ya es dificil de conseguir por sí misma.

Yo creo que es más dificil enfrentarse a uno mismo que al resto de mundo, aunque casi siempre hacemos lo contrario y se paga caro después.

Puede que sí, que por ser mujer, sea más fácil ceder, aunque tengamos tanto orgullo como los hombres. Lo que pasa es que las mujeres vemos las cosas desde distintos prismas y valoramos más las cosas. Los hombres, al menos la mayoría, se escudan en su coraza para no parecer débiles.

Nadia

Chole dijo...

Yo creo que el amor si de verdad lo sientes, puede vencer cualquier cosa, bien sea el orgullo, la distancia, los años... Respecto a la segunda pregunta, yo diría que es más difícil enfrentarse a uno mismo, ya que una vez que tú en tu interior lo tengas todo solucionado puede que no sea sencillo enfrentarse al mundo pero al final se consigue. Y la tercera y última pregunta, no sabría qué decir con seguridad, creo que todo depende de lo que se sienta y de cómo se sienta.

Aparte de estas preguntas, decirte que he leido tu primera novela y me ha encantado y por favooor, tengo muchisimas ganas de leer "Orgullo sajón" asique no tarde en publicarlo.
Eres genial Nieves.
Un beso.

Anónimo dijo...

Este tiene una pinta estupenda. Me gustaria leerlo pronto. A ver si lo publican

Carmen