lunes, 14 de mayo de 2012

UN PASEO POR TARIFA EN EL I ENCUENTRO DE ROMÁNTICA

Del 8 al 11 de este mes, los amantes de la lectura han podido disfrutar en Tarifa del I Encuentro de Novela Romántica. 

La idea surgió de Sonia Moreno, escritora a la que muchas conocéis por Lucinda Gray y por sus novelas (entre otras Lady Ana con amor y Mi señor de Tafalla). Con la ayuda inestimable de Juan Antonio Torán, Concejal de Educación, lo pusieron en marcha.

Centrado en la figura de Jane Austen, se han proyectado películas como Orgullo y Prejuicio, Sentido y sensibilidad y Persuasión. 
Lola Rey, invitada al evento, me hizo el honor de dar mi nombre para asistir a la última jornada. ¡Gracias, Lola!

Así que hacia allá nos fuímos (me acompañó gustoso mi marido, no le quedaba otra), con un madrugón porque el AVE salía a las 7 de la mañana. Al llegar a Málaga nos encontramos con una pareja encantadora, Sonia y su chico, Javi, que se tomaron la molestia de ir a buscarnos a la estación. Como imaginaréis, charlamos de todo durante el trayecto. 

Sonia nos había reservado un hotel que nos encantó. Pequeño, todo blanco, que olía a sándalo, de los que me gustan. Parecía que estábamos en Marruecos.

Vueltecita al lado del puerto, nos tomamos unas tostas sabrosísimas, y a las 7 de la tarde nos acercamos a la Biblioteca de Tarifa, un edificio precioso, estupendamente montado, donde se celebraba el Encuentro. 

Allí, por fin, tuvimos la suerte de conocer a Lola Rey, escritora que publica El final del invierno y Escándalo en ebook con Zafiro, y que ha publicado también con Vestales en papel. Estaba hecha un flan, pero le duró poco el nerviosismo en cuanto acabó la película y se dio por abierto el debate. Además, iba acompañada de su marido y sus dos niños, que fueron un encanto.

En el debate se habló de romántica, claro está, de proyectos, y nos reímos muchísimo. El público que asistió nos arropó con cariño y desde aquí les doy las gracias por hacernos sentirnos cómodas y en casa.

Tras el evento pudimos disfrutar de unas copitas en un mesón cercano donde aprovechamos para seguir conociéndonos y charlar con las personas que se habían acercado. El finito estaba delicioso.

Cenamos en un restaurante muy típico de Tarifa y nos dimos otra vuelta más por esa ciudad repleta de magia, desde donde veíamos África.

Llegaba el día del regreso y, a regañadientes, porque nos hubiera gustado quedarnos más tiempo, nos montamos en el coche de Sonia para ir hasta Los Barrios,  donde nos recogería Lola para acercarnos a Málaga. 

Nos perdimos. Vaya si nos perdimos. Eso sí, vimos toooooooda la zona de los Barrios, muertos de risa, antes de encontrarnos con  Lola, que a cada dos por tres nos llamaba al móvil para ver dónde diablos estábamos. Una odisea en la que nos pasamos un rato inolvidable.

En Los Barrios estaban de Feria, como la de Sevilla, con casetas, vestidos de volantes, caballos engalanados, música y atracciones. Y claro, aprovechamos la ocasión, nos bebimos unas copitas y probamos el pescaíto frito, el jamón y el queso. Estaba todo buenísimo, daban ganas de seguir con las copas, pero el AVE no esperaba. Así que nos despedimos de Sonia con tristeza y tomamos carretera. 

Aún tuvimos tiempo, antes de la salida del tren, de disfrutar un café con Lola.
¿Qué me he traído de Tarifa?

Dos días maravillosos, una placa preciosa que nos regalaron, un libro dedicado por Sonia, un colgante chulísimo y un marca páginas con forma de mariposa que me regaló Lola, el recuerdo de dos hombres encantadores que nos sufrieron, el de dos niños que son un encanto, el buen hacer de Juan Antonio y sus colaboradores (que podrían dar clases de buen estilo y educación a unos cuantos). Y sobre todo, el cariño de las personas, que es lo más importante y que recordaremos siempre.  

Gracias a todos ellos por unos días de ensueño.

¡¡¡Se me olvidaba: los hombres de esa zona de España, son guapísimos!!!

Os dejo dos enlaces de prensa que hablan del Encuentro.




 

7 comentarios:

Olivia Ardey dijo...

Estáis estupendas!!! Mi felicitación por difundir el género. Estos pequeños logros consiguen que se aprecie la narrativa romántica como merece. Ayer vi la foto de la mesa, pero me ha hecho muchísima ilusión por fin ponerle cara a Lola. Un besote, Nieves, y gracias por la crónica para quienes estamos tan lejos.

LETRA ESCARLATA dijo...

Ha tenido que ser sorprendente yo me he quedado con las ganas de ver ese encuentro tan bonito, como describes Nieves ha tenido que ser fantastico. Me hubiera gustado estar allí pero el trabajo no me deja...jeje¡¡...Al menos espero veros a todas en el 10º Aniversario del Rincón Romántico en Madrid y desando conocerte en persona porque eres un sol. Un besote muy fuerte y qué decirte, que me ha encantado tus crónicas de Tarifa, tierra preciosa donde las hayan.

LOLA REY dijo...

Jejeje, desde luego que fueron dos días memorables. Jamás hubiese imaginado que en un encuentro de novela romántica me podría divertir tanto. Todo fue perfecto y además me encantó conoceros. Un besazo

Nieves Hidalgo dijo...

Olivia, yo también le puse cara a Lola, me la imaginaba una morenaza y fíjate, nos salió rubiales, jajaja.


Letra Escarlata, también yo estoy deseando poder verte en persona, tú sí que eres un cielo.

Lola,sigo pensando en mudarme a ese lugar de ensueño, por ver si encuentro un highlander macizo.

Un besazo a las tres.

Almudena dijo...

Una crónica estupenda Nieves, ¡gracias!
Qué guapas salis las tres.Se nota que estabais disfrutando.
Una manera estupenda de darle publicidad a este género que tantas alegrías nos da.

¡Además había Feria! Pero qué suerte...

PD: Me seguís dando mucha envidia

Almudena dijo...

Una crónica estupenda Nieves, ¡gracias!
Qué guapas salis las tres.Se nota que estabais disfrutando.
Una manera estupenda de darle publicidad a este género que tantas alegrías nos da.

¡Además había Feria! Pero qué suerte...

PD: Me seguís dando mucha envidia

Nieves Hidalgo dijo...

Almudena sí había Feria. Y tomamos unos "rebujitos", que pegan pero no te das cuenta.
Ay, si llegas a estar...

Un besazo.