miércoles, 9 de febrero de 2011

Otro regalo de Marta


Una vez más tengo que dar las gracias a Marta Labrado.


Aunque parezca ilógico para alguien que escribe, no sé cómo hacerlo.


Hoy me ha sorprendido con un paquete grande que traía el aviso de “FRÁGIL”. Los nervios no me dejaban abrirlo, casi se me cae, he tenido que parar y tomarme un vaso de agua porque me temblaban los dedos.


Cuando lo he conseguido abrir, porque venía envuelto y bien envuelto, me he quedado sin habla. Y hala, a llorar otra vez. Menos mal que su madre, con buen criterio, me ha pegado unos kleenex en el paquete con una nota que indicaba que podía usarlos.


Es una maravillosa cerámica de Talavera en la que ha mandado grabar los escudos heráldicos de Alonso e Hidalgo, el apellido de mi marido y el mío. Un precioso homenaje también para mi novela Amaneceres cautivos.


¿Qué se puede decir ante tantas y constantes muestras de cariño?


¿Qué puedo hacer sino poneros la foto de este obsequio tan especial y encantador para que lo disfrutéis conmigo?


Marta, mi niña, se me agotan las palabras de agradecimiento para ti, para África –tu mami- y para Jonatan.


Como te he dicho, personas como vosotros hacen que una siga confiando en el ser humano.


Un millón de gracias por todo.


Os quiero a los tres mucho, mucho, mucho.


4 comentarios:

Marta L.Esteban dijo...

Ay mi niña, si tu te quedas sin palabras, cuéntame a mi que, como ya te he dicho, se me han agotado los recursos para expresarte mi agradecimiento.

Una vez mas, es un gran honor para mi tenerte.

¡Un abrazo muy muy muy fuerte!

Bertha dijo...

Nieves,

He leido todos los sucesos que te han ocurrido con "Amaneceres Cautivos".
Creo que todos los comentarios son muy merecidos.
Eres toda una "escritora" y a todos los que te conocemos nos maravillas con tus historias.
En Amaneceres Cautivos se te adivina con tu fuerza y sentido del honor.
Muchas gracias por permitirnos disfrutar de estas Historias con mayuscula.

Bs. Bertha

Carmen dijo...

Estas muestras de cariño son muy merecidas Nieves, tú llora todo lo que quieras, porque lagrimas así da gusto derramarlas!!!
..y hablando de amaneceres cautivos, mi hermana se la ha leído en un solo día y está más que encantada contigo, otra fans más a tu lista...jeje

Besos

Nieves Hidalgo dijo...

Marta, eres un cielooooo !!!

Bertha, los comentarios sobre las novelas son fruto del cariño de mis seguidoras, totalmente recíproco. Gracias a vosotras por leerlas y por hacerme feliz diciendo que os gustan.

Carmen, sí es verdad que da gusto derramar lágrimas por un motivo así, y es que no puede remediarse cuando ves tanto cariño.
No sabes lo que me alegra que a tu hermana le haya gustado Amaneceres cautivos, gracias por decírmelo.

Un beso muuuuuuuuy fuerte a las tres.