jueves, 7 de octubre de 2010

Almas en la sombra de Marisa Villardefrancos

Bueno, pues aquí os dejo la reseña que me faltaba de la trilogía El caballero de los brezos de Marisa Villardefrancos.

Quiero empezar diciendo, como curiosidad, que la novela costaba 7 pesetas -¡Dios mío, cómo han subido los precios!-, y era el número 22 de la colección Échate a volar, representada por una dulce y coquetona mariquita que me provoca una sonrisa cuando la miro.


ALMAS EN LA SOMBRA
Autora: Marisa Villardefrancos
Gilsa, S.A. Ediciones

La novela es la primera de la serie y la historia la cuenta una mujer: Katherine Mac Moor, más conocida por vosotras como Reina Katherine, el centro del grupo de chicuelos que juegan a piratas y se reúnen bajo el Árbol de las Ardillas, allá en el brezal. Y es ella misma, recordando su vida desde que hubo de dejar a sus amigos, la que nos relata su historia.

Katherine es aún una niña, más interesada en buscar elfos que en pensar seriamente en el matrimonio. Pero su familia no piensa lo mismo y la obligan a casarse con un rico irlandés: sir William Hasting. Ella cuenta solamente con 13 años de edad y él, heredero del título por la enfermedad de su padre, es un joven al que le interesa muy poco tener una esposa. Pero ambos se ven abocados a doblegarse a las circunstancias y deseos familiares. Por eso, abandona la casa de sus abuelos –contrarios a esa boda- y todo cuanto ama.

Nuestra heroína vive en The Shade, la casa señorial de sir William, durante dos años, sin saber nada de su esposo, dedicado a la captura de bucaneros. Lejos de sus amigos, va creciendo y haciéndose una mujer que teme, tanto como desea, poder enfrentar sus miedos y a su marido, con el que no ha tenido trato. De él únicamente ha tenido algunas cartas frías que le hacen pensar en está enamorado de una mujer de cabellos negros (muy distintos a los suyos) y que su vida en común puede ser un infierno.

Durante esos años, Katherine llega a amar al viejo Lord Hasting, su suegro, que se está quedando ciego, y que es su único consuelo ante el acoso de su padre, de su tía Carlota y de Moira, una trabajadora y amiga de infancia de William, secretamente enamorada de él. Y acaba por darse cuenta que su familia odia a Hasting, aunque no han tenido más opción que concertar su matrimonio para salvar a los Mac Moor de la ruina.

William regresa a The Shade para finales del mes de Diciembre, justo cuando ella cumple los quince años. Y él, que creía haberse casado con una criatura sosa, se queda prendado de Katherine nada más verla. Su frescura y su belleza le conmueven y decide ganarse su corazón. Y al enterarse de que es su cumpleaños, ordena que preparen una fiesta que nadie en la comarca olvidará jamás y, durante la cual, concede algunos favores. Entre ellos, apoyar al hijo de Carlota para que consiga un puesto de relevancia.

William consigue enamorar a Katherine durante esos días, hasta un punto que ella ni imaginaba. Y cuando más felices parecen sus días, todo se viene abajo. Billy Tormentas (El Caballero de los Brezos), Peter el Chacal (El Brezal de las Nubes) y Jim Corazón de Piedra, sus antiguos camaradas de juegos, se presentan en The Shade: el Ulster se ha sublevado.

La vida de la protagonista cambia totalmente. Billy y Peter han decidido unirse a los rebeldes; Jim piensa actuar por libre. Y William, su esposo, no puede hacer otra cosa que apoyarles, porque es su patria y sus principios son antes que nada.

Las patrullas puritanas revisan cada casa, cada granero, requisan todo cuanto pueden y encarcelan indiscriminadamente. William trata de salvar a sus amigos de un futuro incierto, pero la traición de Moira, su antigua amiga, creyendo que le está salvando a él a la vez que aparta a una esposa indeseada de su camino, provoca que una patrulla les aprese. Juzgados, son enviados como esclavos al otro lado del mundo.

Llegados a este punto, la autora nos traslada a Jamaica, a la plantación propiedad del hijo de Carlota, un ser despreciable y egoísta que, lejos de ayudar a su pariente político gracias al cual ha conseguido su cargo, intenta acabar con él.

Por tanto, comienzan a mezclarse aquí tres historias: la del propio William, cuyo mayor afán es salvar a sus amigos y poder regresar a los brazos de la mujer que ama, porque Katherine le jura que nunca le olvidará y él se alimenta de esa promesa. La de Peter, con su amor por Mildred y sus penurias en aquellas tierras donde no es más que un esclavo. Y la de Billy Tormentas y su enamoramiento de Pretty Coldman.

Para mí, esta primera entrega (y última que me he leído), es más distraída que la segunda parte, El Brezal de las Nubes. Y puede que sea por la personalidad de William, un héroe mucho más fuerte que Peter, con más coraje, capaz de arriesgar su vida por salvar a sus amigos y de enfrentarse al mundo entero por volver a recuperar a su esposa.

Pero sigo diciendo que esta trilogía merece la pena. Hay que leerla entera, no podemos olvidar ninguna de las novelas; sería tanto como amputar al grupo de muchachos que le da vida. Porque puede que una entrega resulte más insípida que otra –es lógico ya que cada personaje tiene su propia personalidad y no todos pueden ser iguales-. Porque nos traslada desde Irlanda a Jamaica y nos enseña cómo soñar aún con el cortapisas de una censura que no permitía escenas como las que estamos acostumbradas a leer hoy en día. Y sobre todo, porque nos muestra el orgullo de unos protagonistas que no se rinden nunca y de un pueblo, el irlandés, que tampoco lo hizo.

16 comentarios:

Anabel Botella dijo...

No conocía estas novelas. Madre mía, 7 pesetas. Qué bueno. Qué tiempos.

Nieves Hidalgo dijo...

Pues sí, 7 pesetas costaba. Claro que si se compara lo que se ganaba en esa época, tampoco era muy barata. Mi padre ganaba 125 a la semana. jajaja

Besos

Marta L.Esteban dijo...

Vamos que quien tenga ahora una de estas, deberia tenerla como oro en paño jeje. Eso me recuerda cuando me cuenta mi abuelita lo que le costaban los libros del cole para sus hijos. No se si me decia sesenta y pico pesetas o asi...madre mia!
Un beso!

Carolina dijo...

Qué tiempos aquellos, y qué grandes historias...nada que ver con lo que hoy se publica, pero resultan muy muy entrañables y curiosas...
Besotes, Nieves...hoy no estoy al 100%, no en mi mejor momento. Me apetece escribirte un privado...tú consigues alegrarme el día.

Nieves Hidalgo dijo...

Marta, tú lo has dicho: como oro en paño de terciopelo. Fíjate que a mí la de El Caballero de los Brezos me la regaló mi madre cuando yo debía tener 15 años. Era suya, la tenía un cariño especial y me la regaló. Nunca se lo podré agradecer suficiente, porque fue la que me lanzó a leer romántica.

Carolina, espero que sea un bajón cortito. Anímate, que eres un pilar importante donde nos apoyamos.

Besos a las dos

Anónimo dijo...

Hola,

Os escribo porque mi abuela me habló hace tiempo de estos libros, de "El brezal de las nubes", y había pensado regalarselo por Reyes. No lo encuentro editado y sólo lo he conseguido por internet. Aunque preferiría en papel, claro. ¿Sabéis si lo puedo conseguir?

Gracias.

Nieves Hidalgo dijo...

Hola, anónimo.
la verdad es que este libro está descatalogado desde hace muchos años y no hay forma de encontrarlo. Nosotras hemos mirado hasta por librerías antiguas y no ha habido forma.
Lo único que podemos decirte es que busques por internet, hay personas que tienen colecciones antiguas y venden todos sus libros yentre ellos hemos encontrado algunos de esta autora.

Gracias por dejar tu comentarios. Sentimos no podemos ayudarte más.
Si nos enteramos de algo, publicaremos un post en este blog.

Un beso

Berto dijo...

Hola, muchas gracias por la ayuda.
Lo que haré entonces será imprimirlo y buscar algún sitio donde me lo encuadernen bonito.
Si alguien quiere los archivos puedo enviarlos.
Gracias de nuevo y saludos.
Berto

Nieves Hidalgo dijo...

Hola de nuevo Berto.

Gracias a ti por seguir con nosotros.
¿Los archivos que tienes son link? porque si es así, me los puedes enviar a mi correo y los ponemos, que hay más personas interesadas en estas novelas.
Te paso mi correo:

nhidalgodelacalle@hotmail.es

Gracias y un beso.

Raquel dijo...

Tengo "Almas en la sombra". Era de mi madre y me la regaló hace tiempo, asi que la tengo como oro en paño. La he leído infinidad de veces, la primera vez no tendría mas de quince o dieciseis años y hoy con 40, no me canso de ella. El año pasado de viaje por Córdoba en un rastrillo encontré El Brezal de las nubes, asi que sólo me falta encontrar El caballero de los brezos. De todas las novelas que he leido de esta autora, la mejor con diferencia: Almas en la Sombra.
Saludos.

Nieves Hidalgo dijo...

Raquel, guarda esas novelas, sí, que son un tesoro.
Ojalá puedas conseguir el Caballero de los Brezos, aunque no se encuentra por ninguna parte porque hace muchos años que está descatalogada. Mira a ver en alguna página donde vendan novelas usadas, que no te vas a arrepentir.

Un besote, preciosa, y gracias por entrar a comentar.

Anónimo dijo...

Buenos días, Nieves

Me encantan estas novelas, he leido unas cuantas porque las tenía mi abuela y esta de Almas en la sombra me quede a mitad porque la tengo en revista Chicas pero no tengo todas las revistas. Me podrías decir donde la puedo conseguir? O si la tienes me la podrías fotocopiar y enviar a este correo palomammecerreyes@gmail.com si no es mucha molestia

Muchas Gracias

Nieves Hidalgo dijo...

Hola, Paloma

Lamento mucho decirte que si hice la reseña de esta novela fue porque conseguí que me la prestaran. Nunca la he tenido porque las novelas de Marisa Villardefrancos ya están fuera de catálogo desde hace muchos años, date cuenta que son del 1952 aproximadamente, si no recuerdo mal.
Y tampoco te recomendaría, si la encuentras, leerla fotocopiada. Son novelas muy gastadas, pequeñas, y yo intenté tambiñen que me la fotocopiaran y no se veía nada bien, se pierden palabras de los márgenes.

Siento no poder ayudarte.

Montones de besos

Anónimo dijo...

Muchas gracias Nieves

Que pena, me encantan este tipo de novelas.

Besos

Aurora Torres Azcona dijo...

Vaya, qué sorpresa buscando información sobre Marisa Villardefrancos, la escritora que me hizo enamorarme de la lectura con su Grumete Tizón, resulta que apareces tú Nieves, una de mis autoras de romántica preferidas. Me alegra saber que tenemos una opinión conjunta sobre esta magnífica y olvidada escritora. Estoy leyendo "El caballero de los brezos" y me parece magnífico y muy adelantado par la época. ¿Sabías que su vida fue tan interesante como sus novelas? Incluso sufrió una traición amorosa propia de una gran historia romántica -según me contó alguien que la conoció- Algún día me decidiré a escribir sobre ella. Un saludo Nieves y sigue publicando historias tan entretenidas y tan dignas (dado los horrores que se están publicando bajo la denominación romántica).

Nieves Hidalgo dijo...

Hola, Aurora.
Pues me encanta saber de alguien que también es fan de Marisa. Mi madre aún está rabiando por haberme quedado con El Caballero de los Brezos, jajaja.
Yo sé cosas de esta autora gracias a un magnífico escritor, Joaquín Simón Martínez (al que te recomiendo que leas), porque tuvo la suerte de conocerla en persona y trabajar a su lado.

Gracias por tus palabras de aliento sobre mi trabajo !!!

Montones de besos y ya sabes, estás en tu casa.

Nieves