viernes, 20 de agosto de 2010

Una Biblioteca Municipal a la que le estoy profundamente agradecida.


¿Quién dijo que en los lugares pequeños no se pueden hacer grandes cosas? Yo he podido comprobar, en vivo y en directo, que unas cuantas personas, repletas de ilusión y ganas de trabajar, son capaces de grandes gestas. Y eso ha ocurrido en un pequeño pueblo de Cuenca, Mariana. Un sitio tranquilo, donde se puede respirar el aire puro, disfrutar de los preciosos campos amarilleados por los girasoles, solazarse con la tranquilidad… y leer.

La biblioteca pública Pedro Cerrillo, dirigida extraordinariamente por Esther Salmerón, es una maravilla de luz y arquitectura donde uno se pasaría horas y horas enfrascado en la lectura y buscando entre sus múltiples estanterías, coquetamente colocadas, y disfrutando del sol que penetra por los inmensos ventanales de sus altos techos.

Antes de ser inaugurada oficialmente, tuve el honor de ser invitada a un evento que me llenó de alegría. Querían que me reuniera allí con unas cuantas mujeres para charlar sobre la novela romántica y enseñarme las instalaciones. Lo cierto es que me quedé maravillada del trabajo que han hecho en un pueblo tan pequeño. Y es que la ilusión y las ganas de trabajar priman en Mariana. Todos colaboran, desde su alcalde, un hombre joven y decidido, pasando por la bibliotecaria, Esther –ninguno de ellos repara en esfuerzos totalmente altruistas-, y acabando en las lectoras.

Me mostraron la biblioteca, tomamos un café, hablamos de las novelas románticas, me hicieron mil preguntas, me regalaron una preciosidad en cristal y hasta nos dio tiempo de cotillear sobre otros temas.

Como muchas otras, al enterarme de su bajo presupuesto, he donado algunos libros al pueblo de Mariana y mis novelas no podían faltar, así que también les firmé algunos ejemplares. Y resultó todo tan sencillo, cuando iba muerta de miedo, que aún estoy sorprendida. Porque fue una reunión entre amigas en la que pude conocer a muchas lectoras, acercarme a ellas y saber de sus proyectos y de su vida. Unas personas realmente estupendas que me acogieron como una más y a las que estaré siempre profundamente agradecida. Lo mismo que estaré agradecida a RNR por hablarme de esta biblioteca y ayudar a difundir el tipo de novelas que nos gustan.

Serrat puso música a los versos de un gran poeta: “Se hace camino al andar”. En el pueblo de Mariana no han hecho un camino, sino una verdadera autopista hacia el conocimiento.

Gracias a todos los que han colaborado en este proyecto, desde el arquitecto a las lectoras, por abrir las puertas a los libros y a la novela romántica.

Si alguno de cuantos visitáis este blog queréis hacer donaciones de todo tipo de libros a la Biblioteca de Mariana, podéis enviarlos a la siguiente dirección:

Biblioteca Pública Municipal "Pedro Cerrillo"
C/ Atajuelo, nº 2
16143 Mariana (Cuenca)
bpmmariana@hotmail.com

7 comentarios:

Danubio dijo...

uy que alegría leer que estuviste en una biblioteca popular. TRabajo en la comisión de una BP en Miguel Riglos/La Pampa/Argentina y me sentí muy identificada.- Felicitaciones para vos por hacerte un tiempo para compartir estas cosas y a ellos por trabajar en una BP.- Leo tus libros por internet, no se consiguen en mi provincia para comprarlos.- Saludos

LOLA REY dijo...

He conocido la noticia en el Rincón de la novela romántica y me ha parecido fascinante, una iniciativa magnífica. Enhorabuena por tu aportación, estoy segura que las lectoras de Mariana lo pasaron estupendamente pudiendo hacerte preguntas en directo. Un beso

Marhya dijo...

Conocí la noticia a través del RNR, me pareció fantástico, me entró envidia sana de la cantidad e cosas que se hacen en lugares pequeños con decisión y buena voluntad, a mi me encantaría que el amor por la lectura llegase muy lejos, en mi pueblo viene el bibliobús y sólo de cuatro casas (no es un decir, realmente de cuatro) tomamos prestados libros, pero habitualmente sólo de dos solemos ir.
Me encantan estas iniciativas.
Un abrazo.

Marta L.Esteban dijo...

Enhorabuena a la biblioteca por ese gran trabajo que estan realizando. ¡MUCHO ÁNIMO!

Nieves eres estupenda. Ojala hubiese estado allí entre las lectoras. ¡Que suerte!

Millones de besos.

Nieves Hidalgo dijo...

Danubio, felicidades a ti por colaborar en la BP. Me encantaría visitar Argentina, es un país fascinante.
Mi próxima novela, Luna de oriente, se venderá por Amazon, creo que el diciembre.

Lola, preciosa, yo sí que lo pasé bien con las lectoras de Mariana, son estupendas.

Marhya, lo del bibliobús es una idea estupenda que acerca a todos a la lectura. Tienes suerte, porque en muchos pueblos no hay ni una biblioteca ambulante y entre todos debemos hacer lo posible para que en todos los rincones se pueda leer.

Marta, si hubieras podido estar lo habrías pasado estupendamente, las personas de Mariana son muy cercanas.

Besos a todas y gracias por vuestros comentarios.

Carmen dijo...

Debió de ser una experiencia muy bonita, como tu dices, donde menos lo esperas es donde puedes encontrar gente con ganas e ilusiones, seguro que para ellos tenerte allí fue maravilloso y tú guardas un recuerdo estupendo...que más se puede pedir?

Saludos.

Nieves Hidalgo dijo...

Carmen, sí que guardaré siempre un recuerdo estupendo de esa visita.
Las chicas me ayudaron a pasar un día maravilloso y se merecen lo mejor por su interés en promocionar la lectura.

Besos y abrazos,