sábado, 26 de junio de 2010

Entrevista a Anabel Botella


N- Anabel, las lectoras te conocen porque tienes el blog La Ventana de los Sueños y La Ventana de los Libros. Además, escribes en otros, como McGregoradas. ¿Por qué escribes? ¿Qué es lo que buscas? ¿Desde cuándo lo haces?

A- Hola Nieves, muchísimas gracias por pensar en mí y por sacar parte de tu tiempo en hacerme una entrevista. Es cierto que tengo dos blogs, aunque La ventana de los sueños posiblemente termine cerrándolo porque no puedo ocuparme de este espacio. En estos momentos estoy más volcada en La ventana de los libros, que como muchos sabréis está dedicado a las reseñas de libros.

Todas mis reseñas, además de colgarlas en el blog de Josehp B. Macgregor también se cuelgan en Reseñas literarias. Tanto de Josehp como de Amando sólo puedo hablar cosas buenas. Ambos son muy generosos al contar con mi trabajo.

A la pregunta de por qué escribo, te diré porque es una necesidad que tengo desde que era bien pequeña, pero siempre me reprimí porque creía que no tenía nada que contar ni tampoco las herramientas para hacerlo. Pensaba que no sabía escribir y hasta los 35 años no me puse a ello. Le tenía tanto miedo que una simple carta la tenía que escribir mi pareja. Con eso te lo digo todo. Creo que esto tiene que ver con el hecho de que soy zurda, ya que hubo algún profesor en mi infancia que no le apetecía que escribiera con la mano izquierda y me golpeaba para que escribiera con la derecha. Hasta los 13 años prácticamente no se me entendía la letra y me daba pánico coger un lápiz.

Cuando me pongo a escribir busco, supongo que como a muchos escritores les pasa, que mis historias se lean, no que tengan un éxito sin precedentes como la ha pasado a J. K. Rowling o a Stephenie Meyer. Si gustan mucho mejor, está claro, y si pudiera dedicarme a ello sería como cumplir mi sueño. Aún así intento mantener los pies en el suelo porque de momento no he publicado.

Yo escribo desde los 35 años y el día en que decidí que quería contar historias fue algo de lo más curioso. Un día compré una novela autopublicada de un amigo, Javier Torres, titulada: Peregrina del secreto. La novela está dedicada a una hija que murió en un accidente de coche. No sé si creeréis en señales que nos envía la vida, porque yo sí que creo. En cuanto cerré la novela fue como si sintiera la voz de esta chica diciéndome al oído que tenía que escribir, y que no podía seguir negando una pasión que llevaba años y años reprimiendo. Así que me compré un ordenador portátil, y todas las tardes me montaba el chiringuito en mi cocina. Me llevaba el diccionario de la RAE, me ponía un ventilador porque era pleno verano, mis músicas, mi incienso, me hacía mi té con leche y comencé a dar forma todas las historias que bullían en mi cabeza.


N- Sabemos que te encanta la escritura de fantasía juvenil. ¿Es el género en el que te encuentras más cómoda?

A- De momento es el género en el que me encuentro más cómoda. Yo empecé a leer a los 7 años más o menos, y por mis manos cayeron todo tipo de aventuras. A los 11 años tuve una profesora de literatura que nos hizo crear una biblioteca en clase, con lo que nos encontrábamos con más de 40 libros. Como no me gustaba hacer deberes me leía todos los libros que había en nuestra clase, más los libros que pillaba en la biblioteca. Entonces conocía a Michael Ende, Julio Verne, Enid Blyton, y más tarde Alberto Vázquez Figueroa (sé que no es un autor ni infantil ni juvenil, pero es el autor preferido de mi madre y cuando no tenía nada que leer me leía a este autor), Tolkien o Lewis Carroll. Los primeros libros que leí fueron de aventuras y gracias a ellos yo soy una apasionada de la lectura. Siempre soñé en que mis historias emocionaran de la misma manera que me emocionaron las novelas de estos autores. De ahí mi gusto por la novela fantástica y juvenil. No he probado a escribir novela romántica adulta, aunque igual me da por escribir una muy prontito, no sé, estoy madurando la idea.


N- En tu perfil, vemos que te encantan películas como La Guerra de las galaxias y Alicia en el País de las Maravillas. ¿Cómo creas los personajes? ¿Influye en ti este tipo de cine a la hora de escribir tus historias?

A- Mis personajes surgen de pronto. Hay veces que estoy viendo una película o leyendo una novela y pienso: cómo me hubiera gustado haber creado este personaje. En ocasiones los saco de la manga, y en ocasiones tomo prestado el nombre de alguien y lo incluyo en la historia.

N- ¿Piensas que la literatura fantástica juvenil tiene en el mercado el lugar que se merece?

A- En España todavía existe cierto recelo con estas historias. Es cierto que de un tiempo a esta parte hay un boom y el público demanda historias originales y que les hagan soñar. Creo que en este caso hay una editorial (SM) que abrió camino en la literatura juvenil hace muchos años y después otras muchas fueron publicando novelas de este género. Está claro que hay un mercado porque el público de este género somos lectores muy entusiastas. Si nos gusta una novela hablaremos maravillas, y en cambio si una novela no gusta pasará sin pena ni gloria. Aún así creo que queda mucho trabajo por hacer. Muchas novelas que son éxitos en sus países de origen vienen con una campaña de marketing impresionante y sin embargo no veo esa misma respuesta en los escritores de aquí.

N- ¿Has enviado tus manuscritos a muchas editoriales?

A- Sí, he mandado mis novelas a muchas editoriales. Con mi primera novela (Áil-Mádum, el reino olvidado) hubo una editorial (Destino juvenil) que estuvo a punto de publicarla, y yo creía que iba a firmar el contrato porque la editora me lo aseguró. Aquel sueño no llegó a buen puerto. Con la segunda novela (Ángeles desterrados) mandé el manuscrito a una agencia literaria y conseguí un agente. Así que creí que mi novela se movería mucho mejor y que trabajarían conmigo mi historia. La novela pasó de editorial en editorial sin más pena que gloria creyendo que la historia estaba bien como estaba, cuando después de dos años y medio me he dado cuenta de que no era así. Hace poco me quedé sin agente porque soy una autora que no da beneficios, pero como yo siempre digo: Al mal tiempo, buena cara. Voy a seguir luchando. Con esta novela estoy esperando la respuesta de varias editoriales y me cierran las puertas posiblemente la autopublique. No me interesan las coediciones, ni tampoco lo que muchas “editoriales” (en realidad son impresores que distribuyen tu novela) ofrecen para ver tu novela publicada. Dicen poner todo a tu servicio aunque hay un pequeño requisito para publicar con ellos. En este caso me tendría que hacer cargo de una serie de ejemplares en el día de la presentación.


N- No cabe duda, por tus reseñas y críticas, que eres una lectora de todo tipo de géneros. ¿Te has planteado escribir novela solamente para adultos?

A- Sí que me he lo planteado, aunque esto es más a largo plazo. Me gustaría contar una historia sobre las mujeres de mi familia. Admiro muchísimo a mis dos abuelas, a mi madre y a mis hermanas, y quisiera contar algo para la historia de mi familia pasara a mi hijo.

N- De todo lo que pasa por tus manos ¿con qué tipo de lecturas te quedas? ¿Romántica, futurista, vampírica, histórica…?

A- Aunque me gusta leer de todo en estos momentos me quedo con la romántica, tanto en juvenil como en adulta, ya sea vampírica, de ángeles, de lobos o paranormal. También me atrae la fantasía, los reinos olvidados y la narrativa. Yo soy una lectora que va por rachas. Cuando tenía 17 años me dio por leer Kafka, o hubo un tiempo que me dio por leer García Márquez, Delibes e Isabel Allende. Ahora estoy volviendo a mis orígenes.

N- Eres actriz de teatro infantil. ¿Escribes más para ellos por eso? ¿Crees que los niños aprecian, a veces, más que los adultos, tu esfuerzo?

A- Los niños son el público más exigente que hay. Si están viendo algo que no les gusta te lo harán saber. Todas las versiones que hacemos mi pareja y yo están pensados para ellos. El mejor regalo que nos pueden hacer es quedarse, disfrutar con nuestros pequeños espectáculos y que te lo agradezcan con un beso o un abrazo. Puedo sentirme afortunada de trabajar en algo que me apasiona tanto como escribir.


N- ¿A quién dedicarías tu primera obra publicada?

A- Por supuesto a mis dos chicos. A mi hijo porque aprendo todos los días a ser mejor madre, porque es el mejor hijo del mundo y porque está en mi vida intento que todos los días haya un sol pintado en casa. Y a mi pareja, porque después de casi 16 años que llevo con Juanjo sigo tan enamorada como el primer día. Gracias a él soy mejor persona. Por ellos dos lucho todos los días por ver cumplido mi sueño.

N- ¿Apoyan tus familiares tu dedicación al teatro y a la escritura? ¿Quién leyó tu primer manuscrito?

A- Sí, mis dos chicos me apoyan en este largo camino. Cuando estoy con una novela suelo escribir todas las tardes, y ahora que llevo el blog mi pareja se encarga de ir a comprar, de planchar, de cocinar y de estar a mi lado aguantando mis paranoias. Mi hijo fue quien leyó mi primera novela, y más tarde se ofreció una amiga que había hecho galeradas en editoriales americanas. Con mi segunda novela se la leyó Gloria, mi agente del Círculo de lectores y luego se la pasó a sus dos sobrinas, que la leyeron varias veces.


N- Ail-Mádum, el reino olvidado- Ángeles desterrados- Más allá de las montañas-Las crónicas de los tres colores. ¿Con cuál de estas cuatro novelas te quedas? ¿Cuál es tu preferida?

A- Cada novela ocupa un lugar en mi corazón, pero a Ángeles desterrados y a Las crónicas de los tres colores les tengo especial cariño. Con esta última lloré mucho con el final. Espero que me la publiquen para poder seguir con la historia donde la dejé. Mis personajes se merecen encontrar un final como los que a mí me gusta.

N- ¿De dónde sacas los nombres de lugares y personajes?

A- Unas veces de sitios que conozco y otras veces me los saco de la manga. En esta última novela hay ciertos lugares que suceden en Valencia, otros en Cabo Cope y otros en un lugar inventado. Lo mismo sucede con las otras novelas.

Y con respecto a mis personajes cada uno tiene su propia historia. En mi primera novela mi hijo me pidió que saliera alguien con su nombre, así que creé un elfo llamado Iante (mi hijo de llama Ian, y el sufijo significaba te quiero: Ian te quiero). En esta última novela, Las crónicas de los tres colores, hay un personaje que se llama Fred que está basado en mi hijo. Para el personaje femenino no encontraba el nombre apropiado hasta que conocí a la profesora de dibujo de mi hijo y gracias a ella me apropié del nombre de Sylvia. Por último hay otro personaje que se llama Kuangoo y es una especie de guiño a mi pareja, a Juanjo.

N- En Las Crónicas de los tres colores describes un mundo imaginario, unos personajes que vienen a La Tierra y el protagonista es un muchacho llamado Fred. ¿Sueñas con el argumento y luego lo pasas al ordenador? O te creas ese mundo lejano, los protagonistas y después vas formando la historia

A- Cada historia tiene su proceso. Con Las crónicas de los tres colores primero pensé en Fred, un chico con unas características parecidas a mi hijo, aunque exageradas. Siempre he pensado que esta sería la aventura que a él le hubiera gustado vivir. Después surgió Sylvia y más tarde Cariän. Sylvia y Cariän llegan a la tierra para llevarse a un chico que no se parece en nada al Fred del que habían oído hablar. Fred es patoso, es bajo y es un poco quejica.

Con Ángeles desterrados me vino la imagen de una pareja de ángeles huyendo de la muerte. Con Más allá de las montañas vi a una cíber llamada Rose en un mundo futurista que buscaba su identidad, y con Áil-Mádum, me vino la imagen de una de las protagonistas con problemas de relación con las chicas de su clase. Las ideas vienen como vienen, pero lo que tengo claro que estas historias necesitaba contarlas.

N- ¿Qué les pedirías a la editoriales sobre la literatura juvenil?

A- Desde el momento en que decidí ponerme a escribir y mandar mis historias a editoriales la respuesta ha sido siempre la misma. Una negativa, en el mejor de los casos, o ni siquiera una respuesta por su parte. También me he dado cuenta que los autores españoles jugamos con una cierta desventaja, pues muchas editoriales apuestan por lo seguro. Traen éxitos de otros países, los traducen y luego los ponen a la venta. Hay ciertas novelas que aquí no tienen el éxito de otros países, con lo que si la historia es parte de una saga se acabó en la segunda o tercera entrega. Otras novelas, en cambio, tienen un éxito increíble y siguen apostando por novelas de ese mismo autor, y resulta que la segunda novela es infumable. Con lo que tienen un batacazo, pérdidas y recortan el presupuesto para los autores españoles. Todo esto es una opinión muy personal y habrá editoriales que se ajusten a todo esto y las habrá que no.

¿Qué significa esto? Menos oportunidades para nosotros. Al enviar una novela a una editorial es posible que le falte trabajo y yo soy de las que pienso que ojalá alguien me diera la oportunidad de mejorar mis historias. Supongo que un editor busca historias que no dé mucho trabajo, más que nada porque entiendo perfectamente que una editorial es un negocio y no una ONG. También hay algunas editoriales que no apuestan por escritores noveles, con lo que muchas veces puedes tener una maravillosa novela y no puedes acceder a esa editorial.

De todas maneras yo soy cabezona y no me quiero dar por vencida todavía.

N- Anabel, ha resultado muy grato poder charlar contigo y conocerte un poco mejor. Muchas gracias por concedernos esta entrevista. Te deseamos éxito y ojalá podamos ver tus obras en el mercado muy pronto.

A- Muchísimas gracias a ti, Nieves. Ha sido un placer responder estas preguntas. Yo también aspiro a ver mis novelas en el mercado. Espero que sea más pronto que tarde, y si sólo logro negativas me decantaré por la autopublicación, como Federico Moccia hiciera con su primera novela.


Visita el blog de Anabel



8 comentarios:

Anabel Botella dijo...

Muchísimas gracias, Nieves. No esperaba que la publicaras hoy. Luego la colgaré en mi blog xD

Rusta dijo...

Me ha parecido una entrevista muy interesante. Es una pena que los escritores noveles españoles lo tengan más difícil para publicar porque las editoriales prefieren ir a lo seguro y apuestan por libros que han tenido éxito en otros países. En España hay gente que escribe muy bien, pero por desgracia hay géneros en los que es raro ver a un autor patrio que destaque (fantasía, chik-lit, novela negra...). Ahora me doy cuenta que esto seguramente se debe más a la actividad de las editoriales que al hecho de que aquí no se escriba estos géneros.

Por otra parte, yo también escribo (aunque no tengo nada terminado) y algún día me gustaría narrar la historia de mi familia. Me ha hecho gracia ver que en eso coincido con Anabel :) Supongo que a muchos nos gusta esta idea porque es una manera de que estas historias no se olviden.

Espero que Anabel tenga suerte y pueda publicar sus novelas. De momento, los títulos me han parecido muy bonitos :)

Un saludo.

Princesa Amidala dijo...

Hola Nieves,
ante todo enhorabuena por esa interesantísima entrevista.

Hace poco que soy seguidora del blog de Anabel sí que me ha parecido una forma muy bonita de conocerla un poquito más.

En mi caso soy una humilde lectora de Romantica Adulta que acaba de descubrir que la novela juvenil fantástica esta pero que muy bien.

Anabel te deseo toda la suerte del mundo y espero que tengas algún dia la recompensa merecida por tu trabajo.

Saludos cariñosos de una devota lectora.

Marina García dijo...

¡Hola! He llegado aquí desde el espacio de Anabel a la que deseo muchísima suerte. Me ha gustado la entrevista ;) ¡Saludos!

Carolina dijo...

Querida Anabel, yo espero de veras ver alguno (todos) tus libros publicados y leerlos.
Ánimo, siempre nos queda la esperanza.
Un beso.

Nieves Hidalgo dijo...

Anabel, lo pasé estupendamente con este ratito y te pude conocer mejor.

A todas, gracias por comentar. Anabel lo merece, es una persona estupenda.

Besos

Belén dijo...

Creo que hoy en dia debemos labrarnos nuestro propio camino y ser nosotros mismos quienes nos demos esa primera oportunidad. Hay que tener cuidado con aquello que deseamos y estudiar bien las oportunidades que aparecen frente a nosotros. A veces nos movemos más por el qué dirán que por lo que nosotros deseamos realmente.

Anabel, tus novelas han de ver la luz y has de plantearte cuál es la mejor manera de conseguirlo. La autopublicación es un modo, pero hay que deslomarse para una mínima distribución y eso, hoy en día, es lo más importante

Amaya F. dijo...

Me ha encantado la entrevista. Así he podido saber algo de Anabel, de la que suelo leer en sus post de Mientras Lees y de otros blogs.