domingo, 13 de junio de 2010

El Ángel Negro © (Capítulo 70)

Debido a la extraordinaria acogida que ha tenido El Ángel Negro entre los lectores de la red, esta novela será publicada próximamente, por lo que por deseo expreso de la Editorial que la editará, me veo obligada a retirarla del blog. Espero que os alegréis conmigo con esta buena noticia y que sepáis disculpar las molestias.

Un abrazo.


Nieves Hidalgo


6 comentarios:

Tamara dijo...

uooooo esto esta llegado a su final jajaja se acerca el recuentro entre los hermanos de la torre eso si pobre miguel no ace nada mas k recibir puñetazos y eso k a exo asta lo imposible x salvar a su mujer como racionara cuando sepa k esta embarazada?????
OOOHHH!!!! Nieves esto esta llegado a su fin y x un lado kiero saber como va a cabar todo pero en el fondo no kiero k ternine la historia ya k voy a exar de menos el asi x saber k pasara cuando ns dejas con la miel en los labios esperado otro capitulo, lo vien k me lo paso leyendo los cometarios y muxas cosas mas pero todo tiene un final xd

Tamara dijo...

uyyy se me olvida espero k la firma de libros aya ido genial me uviera encatado conocerte a ti nieves y a irdala en persona pero otra vez sera cuidaros bsks paras las dos y para todas las demas

Carolina dijo...

Hurra por James! Por rescatar a Kelly y por el puñetazo a Miguel, que aún se lo merecía por su comportamiento. Ahora, mimitos y arrumacos de su esposa!
Hoy brindamos con el mejor whisky escocés de malta (pure, not blended), y dejaré un chupito pa Nieves y otro pa Irdala, que deben estar agotadas con la firma de libros.
Besos de contento, feliz de que los planes, por fin salgan bien.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Bueno, bueno, este James rubiales le atiza al pobre Miguel, pero es solo una caricia de cuñado algo enfadado.
Que le curen las pupas, lo hará Kelly y se pondrá como nuevo. Es que soy adivina ¿o no???

Ahora !oh! traviesa Nieves, falta que aparezca la bomba o el bombón de Diego, auuuuu, cuanta emoción.
Invito a una ronda de Cava, !ala!

Anabel Botella dijo...

Bueno, parece que se va encontrando la familia. Esto quiere decir que el final está muy cerquita. Como diría Carolina, un chupito de sake a la salud de Miguel. Qué imagen la de Miguel subiendo con el sable en la mano.

Nieves Hidalgo dijo...

Me va a dar una pena terrible que se acabe la novela y que dejemos arrinconado el ron, chicas.
Le he tomado gusto a esto de beber con mis bucaneras.

Millones de besos