martes, 25 de mayo de 2010

El Ángel Negro © (Capítulo 51)

Debido a la extraordinaria acogida que ha tenido El Ángel Negro entre los lectores de la red, esta novela será publicada próximamente, por lo que por deseo expreso de la Editorial que la editará, me veo obligada a retirarla del blog. Espero que os alegréis conmigo con esta buena noticia y que sepáis disculpar las molestias.

Un abrazo.


Nieves Hidalgo

13 comentarios:

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

El deseo...piel, sin palabras.

Carolina dijo...

Estoy emocionada y llorosa. Mi bañera es ya una piscina inundadada de hielo y fuego, de pasión sin límites. Kelly y Miguel se aman sin límites!
Bienvenida, Irdala, espero que todo haya ido bien.
Besos deseperados de arrumacos calurosos y tiernos, de pasiones desenfrenadas.
(¿Alguna de vosotras tiene referencias de algún proveedor de hielo para mi bañera?)

Irdala dijo...

¡Anda, ¿y tú cómo sabías que ya estaba yo aquí?! Todo ha ido muy bien, pero ha sido corto.

No te puedo ayudar con lo del proveedor de hielo, jaja.

¿A que el capítulo de hoy ha estado estupendo? La foto me costó lo suyo, pero lo dice todo.

Besos de "encantada de estar de nuevo al pie del cañón"

Carmen dijo...

Cada vez me cuesta más trabajo ser buena y esperar a leerme el libro del tirón. Al final caigo...

Carolina dijo...

Anda, Irdala, sé que estás aquí porque cuento los días...un, dos, tres, ...en esto me ayuda Nieves que es un desastre manejando los comentarios de blogger.
Gracias a Dios que has vuelto (te echaba de menos, ciertamente, pero no por hacerte cargo de la parte técnica, sino por tu cariño y tu buen trabajo).
Besos de una admiradora QUE SE MARAVILLA de que estés de vuelta!!

Belén dijo...

Un capítulo digno de ser releído. La fotito se las trae, muy propia ella. Parece ser que al fin los dos se dan cuenta de sus verdaderos sentimientos ¡¡ya era hora, por Dioss!! ¿Qué pasara ahora? ¿A qué peligros deberán enfrentarse juntos? ¿Querrá haora Miguel, por el bien de ella y porque la ama, liberarla?

Besos desesperados, (imitando a Carolina)por leer el resto de esta historia.

Anabel Botella dijo...

Ainsss, esas palabras que le dice al oído. Me encanta Miguel. Kelly es el puerto al que quiere llegar y fondear. Ay!!!! Menudo pirata.

Annie dijo...

Ok esto se pone intenso
ya descubrio xq llora
osea q sabe que sufre x él y bi acausa de él !!!viva!!!
esas escenas de pasion son soberbias, y yo q tengo una imaginacion muy amplia jeje

amor amor en el angel negro
q hermoso

Ángeles Ibirika dijo...

¡Me has dejado suspirando! ¡Qué bonito, qué bonito, qué bonito!

Yo a Miguel me lo comía con botas y hasta con sable ¡jeje! Preciosa escena, Nieves, y tan bien narrada que deja el corazón con palpitaciones.

Besos a todas, y perdón por mis ausencias. No hablo, pero os leo cada día ;-)

Nieves Hidalgo dijo...

Chica,
gracias a todas una vez más por estar aquí. MENOS A CAROLINA. jajaja.Jopé, no he hecho tan mal, ¿verdad? Eres una bruja.

Hala, ya tenéis aquí a Irdala, que me quita un peso de encima con el trabajo del blog. Si es que no la podemos dar vacaciones. Castigada hasta el año que viene por petición unánime.

Besos, princesas. Os quiero.

Carolina dijo...

Nieves, que no lo has hecho mal, cielo, que te quiero, pero también quiero a Irdala!
Besos de cariño inmenso y grande para las dos, que sois grandes!

Juani dijo...

Nieves en cada novela te superas por momentos!! Aún no he conseguido decidir cual me gusta más.
Me encanta esta escena en la que por fin alcanzan a abrir los ojos (por fin!). Me pregunto como asimilará Miguel toda la información que esta recibiendo en estos últimos capítulos.
Un saludo a Angeles: me ha encantado tu novela no pude soltarla hasta que acabe con ella jeje, el cuenta gotas de Nieves es una tortura soy mas de sobredosis de lectura.
Un beso a todas.

Nieves Hidalgo dijo...

Carol, que yo también te quiero, niña. Ya lo sabes.

Juani, mil gracias por tus palabras.

Besos a las dos.