miércoles, 5 de mayo de 2010

El Ángel Negro © (Capítulo 31)

Debido a la extraordinaria acogida que ha tenido El Ángel Negro entre los lectores de la red, esta novela será publicada próximamente, por lo que por deseo expreso de la Editorial que la editará, me veo obligada a retirarla del blog. Espero que os alegréis conmigo con esta buena noticia y que sepáis disculpar las molestias.

Un abrazo.


Nieves Hidalgo

11 comentarios:

Carolina dijo...

No se puede buscar el olvido buscando otros brazos, sólo sirve para recordar aún con más fuerza.
Hoy me siento poeta.
Besos y suspiros.

P.D. Sigo con Rafael, esta noche la termino...ainsss!

Bego dijo...

Lo primero Nieves, que maravilla de imagen nos regalas hoy.
Lo siguiente, que estoy deseando que se vuelvan a encontrar.

Un beso.

Annie dijo...

q onda con el capitan de Torres recordando a la mujer que segun él odia, si le duele el recuerdo espero ver su cara cuando la vea de frente
esos ojos gatunos sacaran chispas
saludos nieves

Belén dijo...

Eso, eso... que se vuelvan a encontrar...

Anónimo dijo...

Nieves estoy ansiosa, deseando que se encuentren!!! van a saltar chispas!!
Un besazo
Marta

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Nievecitas, menudo torno ni el Belvedere, aiggg.
En brazos de esta bella morenita que conoce el oficio, olvida unas horas a aquella que lleva dentro, muuuy adentro.
¿Para cuando el fatídico y a la vez deseado encuentro? Ya taaarda, bsitooo.

Ángeles Ibirika dijo...

Me gusta este nuevo Miguel, tan amargado y herido. Imagino el encuentro que nos espera, con las tornas cambiadas, con nuevo amo... nueva cautiva ¡jejeje! Espero no andar demasiado desacertada, aunque sé que de todos modos me gustará.

Besosssssss

Anabel Botella dijo...

Ainsss, que no puede olvidar a Kelly, esa chica de ojos azules. A ver qué nos regalas mañana... y a ver cuándo se encontrarán. Saltarán chispas, seguro.

Carolina dijo...

Me dieron las tres de la mañana cuando terminé de leer Ariana. Ay! qué hermosa novela!!
Voy a por Brezo Blanco. Y no te preocupes, que tus historias no me cansan y que no me importa irme a dormir a la hora que sea, pues cuando me duermo lo hago feliz.
Un beso enorme, enorme.

Nieves Hidalgo dijo...

Hola, chicas.

Carolina, sí que estás en plan poeta, pero es muy cierto lo que dices. Y duerme más, anda, ave nocturna.

Bego, la tableta de chocolate es como para decir: "a la porra el Nestlé"

Annie, sí que la recuerda, sí. Aunque no lo quiere reconocer está enamorado hasta las trancas.

Belén, Marta, Natàlia: el encuentro va a ser de aúpa.

Ángeles, que me destripas el argumentooo. jajaja

Anabel, chispas sí que habrá. Seguro, seguro.

Os he mandado ya besos, abrazos y mi cariño. Pues aunque me repita, os mando otra andanada de lo mismo.

Ángeles Ibirika dijo...

¡Qué largo se me está haciendo!
Quiero leer, quiero leer, quiero leer...
¡jeje! Esto es un sinvivir