sábado, 20 de marzo de 2010

Entrevista a Débora Lázaro Santana - Cuando la imaginación triunfa.


Hoy queremos hablaros de una chica muy joven, pero con un raudal imaginativo como hemos visto pocos.
Sólo por eso, creemos que ya se ha ganado un hueco entre las escritoras juveniles.
Esta escritora ha ideado un mundo repleto de magia, Araen, destruido por los Dioses para crear uno nuevo, en el que –como ella misma dice-, no sólo habitasen los seres Humanos, animales o insectos, sino toda una serie de razas nuevas que sólo se habían encontrado antes en los cuentos. Conoceremos al Maestro Algore, a sus hijos gemelos –Kaled y Jaran-, a dragones , elfos de Narey-Khor o la Legión Goldramir.
Sabremos de las dos espadas: Hell y Heaven Vanishing Swords. De la Diosa del Caos, y Therya, la Diosa Protectora al servicio de Salen.
Y asistiremos a enfrentamientos y traiciones junto a los protagonistas, Gilrâen –una niña que se cría con los Nigromantes y acaba convirtiéndose en una hermosa mujer-, y Raistban.
Es una fantasía repleta de conjuros, como el de la Sombra de la Absorción, que hace aparecer un doble del enemigo al que va dirigido, y parte del daño recibido a causa de Conjuros o Maleficios lanzados por éste será absorbido por el doble y devuelto al blanco de la Sombra.
Sí, es cierto, suena a Tolkien, ¿verdad?
Débora Lázaro Santana, nacida en Las Palmas de Gran Canaria, y estudiante de Ingeniería Informática Superior, ni siquiera ha cumplido los 20 años y ya se ha atrevido con esta novela fantástica. Sueña con acabar sus estudios y vibra cuando inventa historias.
Dumylen Cly (el principio del fin de Araen), es sólo el primer libro publicado por Ediciones Atlantis, aunque ya está trabajando con la cuarta entrega.
Desde aquí la deseamos todo el éxito, porque una imaginación como la suya, lo merece.


ENTREVISTA

Queremos agradecer, en primer lugar, que nos concedas esta pequeña entrevista para permitir que te acerquemos un poco más a las lectoras

1. Débora, tú eres Tauro. Y de los Tauro se dice que son:
personas resistentes, pacientes, que saben guardar la calma. Tienen como activo la inteligencia. Son personas muy realistas. En tu caso, eso de realistas no parece muy adecuado. Al menos, no después de ver tu primera novela, plagada de fantasía. ¿Qué más nos puedes contar sobre ti?
- Es una buena pregunta, la verdad. No creo que el Horóscopo pueda definir totalmente a una persona, y por eso siempre hay cosas que nos sorprenden de los demás. En mi caso, la imaginación ha estado conmigo desde pequeña, es algo que mis padres saben perfectamente
porque la han sufrido constantemente, pero no me impide ser realista en determinados momentos (sobre todo cuando llegan los exámenes). Me gusta pensar que si hay cosas que en este mundo no puedo hacer, en uno inventado sí sean posibles, y cuanta más gente pueda disfrutar de eso,
mejor. Por lo demás, soy una persona bastante normal, a la que le gusta demasiado meterse en sus papeles y entretener a otros.
2. No te voy a preguntar si te gusta Tolkien, porque queda muy claro que te entusiasma. ¿Se te ocurrió crear el mundo imaginario de Araen después de leer su Señor de los Anillos?
- Jajaja. Me pillaste, no sabría qué responder, porque realmente no he tenido la oportunidad de leer los libros de Tolkien (los pocos que he podido contemplar estaban en bastante mal estado), pero sí que he visto las películas con su versión extendida, y atendido a debates entre mis
compañeros de clase a los que también les gusta, incluso más que a mí. Para serte sincera, empecé a escribir Dumylen Cly después de terminar el sexto libro de la saga "Harry Potter". Me pasaron el archivo y al acabarlo, pensé que sería genial poder escribir así y tener la capacidad
de hacerle sentir cosas a los demás que yo también sentía, en un texto exclusivamente mío. Hasta entonces, esos eran los únicos libros de fantasía que había leído, porque gracias a mi madre me acostumbré a leer de todo, pero cuando escribí la última línea de Dumylen Cly, empecé a hacerme con algunos otros como "Dragonlance" y "Warhammer".
Creo que si lo hubiese hecho antes, mi imaginación habría avanzado más hacia cosas que ya estaban escritas, y me habría estancado, por así decirlo. Me parecía mejor pasar ratos pensando en cómo debía llamarse o actuar una criatura en Araen, que "copiarla" de otro libro inconscientemente. Aun así, espero poder leer entera la trilogía de Tolkien, pero antes hay unos cuantos más preparados.
3. ¿Qué piensas que hay de común entre Tolkien y tú?
- No puedo hablar de las palabras, o de la forma de transmitir los pensamientos, porque aun no tengo experiencia con la que medirme, pero sí hay algo que creo que nos une, y eso es la propia imaginación. Hay gente que me ha dicho que debo estar muy loca para haber escrito un
libro así, y realmente a veces me da por pensarlo, pero entonces J.R. Tolkien también debía estarlo y disfrutaba de ello. Creo sinceramente que le gustaba su mundo, y al igual que yo (que cuando acabé el primer tomo me regañé a mí misma por ponerle semejante final), se emocionaba con cada cosa nueva que le añadía, o con el poder que era capaz de dar a sus personajes para que llevaran a cabo una misión tan importante como la de salvar su patria. Es increíble ver cómo avanzan tus propias creaciones, poner en ellas una pequeña parte de ti y ver que la gente quiere más. Para mí, que soy nueva en estas cosas, que alguien sea capaz de decirme con ilusión que se ha leído Dumylen Cly y espera el segundo título, es todo un logro, y por qué no decirlo, un sueño hecho realidad, el mismo que seguramente despertaba el interés de Tolkien por la escritura.
4. ¿Por qué Ingeniería Informática? No parece una profesión muy acorde con tu desmedida imaginación.
- Y lo cierto es que no tiene nada que ver, pero más allá de lo bien o mal que se me pueda dar la informática en un futuro, me gustan mucho las matemáticas y la física (jeje, aunque no la de circuitos). Desde hace bastante tiempo tenía claro que me dedicaría a trabajar con ordenadores,
son máquinas impresionantes (y tontas, como dice mi profesor de Metodología), pero capaces de hacer cosas que hasta ahora parecían imposibles, a pesar de que la mayoría de los que estudiamos en la Facultad sólo los empleemos
como distracción. Es una carrera agradable, aunque al principio puede ser muy liosa. Escribir era mi pasatiempo, por eso no le presté al atención que debía tener, pero aun así no me arrepiento de mi elección. Estoy segura de que si hubiese escogido una carrera de letras, aunque fuera más fácil, me habría aburrido muy pronto. La variedad es buena, igual que con los libros, y además, me lo paso muy bien en la Facultad, el ambiente es muy bueno entre los compañeros (más allá de los típicos chistes informáticos, jaja).
5. Dices que a tus padres no les hacía mucha gracia que perdieras el tiempo escribiendo. Pero cuando vieron acabado el primer libro, ¿qué dijeron? ¿Te animaron a seguir?
- Esto es difícil de responder, me hace bastante gracia. Mis padres pensaban que escribía un diario, que sólo era por perder el tiempo, es verdad. Pero lo que no sabían era que el supuesto diario se hacía importante para mí, y que era demasiado grande, jajaja. Literalmente, cuando lo vieron terminado y yo les comenté que podía ser un libro, me dijeron: "¿Cómo va a ser eso un libro? ¿Nos vas a decir que todo este tiempo has estado escribiendo un libro, y no un diario?". Fue bastante divertido ver sus caras, y que después de leer unos renglones, mi madre me dijera: "pero si sabes escribir, y todo". Jajaja, ellos nunca me vieron escribir nada serio, por eso les costaba tanto darse cuenta de que realmente lo había hecho. Después de todo eso, me animaron a enviarlo a algunas editoriales, por ver qué opinión tenían. A partir de entonces seguí escribiendo.
6. ¿Qué sentiste cuado Ediciones Atlantis te dijo: sí, queremos publicarte la novela?
- Fue una sorpresa enorme. Aunque para entonces ya tenía la confirmación de otras editoriales, no me lo acababa de creer. Justamente uno de mis compañeros de la Facultad me habló de Atlantis, y después de observar la cantidad de ejemplares que había en su web y la reputación que se le daba, me sentí orgullosa, porque ya estaba más que confirmado que el libro tenía algo importante, que a la gente le gustaba. Eso nos dio algo en qué creer a la hora de llevar esto adelante, aunque no hayamos tenido muchas facilidades para la posterior publicación y publicitación, pero siempre agradecimos esa confianza que depositaron las editoriales en Dumylen Cly, no sólo Ediciones Atlantis.
7. ¿Te gustó ver tu reseña en el diario de Telde? ¿Qué sentiste, sabiendo que todo Canarias iba a conocerte?
- Me gustó mucho tener la oportunidad de aparecer en un periódico tan importante como es el "Canarias 7". En las islas todo el mundo lo conoce, y aunque ya lo hice en su momento, he de darle las gracias de nuevo a quien me hizo tan amena entrevista, Gaumet G. Florido. Sus preguntas
fueron lo suficientemente atractivas como para que las personas que vieran el artículo se empezaran a interesar por Dumylen Cly, y eso es lo que esperábamos, porque al final, lo importante no es tanto quién escribe como lo que ha escrito. Además, la noticia salió a portada completa el
domingo, un día en el que todo el mundo compra el periódico. No podría haberme gustado más, a pesar de que me muriera de vergüenza cuando algunos se daban cuenta de que era yo, y se quedaban mirándome un rato. A mi familia le gusta bromear, así que ese día me mandaron a mí a comprar el diario, jajaja. Lo último que se me pasó por la cabeza era que toda Canarias iba a saber de mi existencia, porque las caras se olvidan con facilidad si
no las ves a diario, pero el nombre de un libro puede llamarte mucho la atención, y quizás lo recuerdes durante más tiempo.
8. Gilrâen, Raistban, Algore. ¿Cómo se te ocurrieron los nombres de los personajes?
- La mayoría de los nombres los inventé a medida que escribía. Primero una sílaba, y luego algo que quedara bien con el resto. Sin embargo, Raistban no fue idea mía, sino de mi pareja. Le pedí consejo sobre el nombre de ese protagonista en particular porque me di cuenta de que tenían cosas en común, y así nació "Raistban", que es la unión de dos nombres bastante conocidos de la literatura fantástica. Hay gente que usa técnicas para hacer los nombres, pero a mí no me agradaba la idea. Uniendo un par de sílabas ya puedes tener un nombre muy extraño, y eso es lo bueno, aprovechar la imaginación no sólo para describir lugares o situaciones.
9. ¿No temes que tanta magia, tantos personajes dispares y tantos conjuros, puedan perder al lector?
- Hay una gran parte de lectores a los que le resultará bastante sencillo no perderse con todos esos detalles, pero sé que la mayoría no tiene esa facilidad. Es cierto que al tratarse de cosas muy "nuevas" y desconocidas para todos, puede resultar frustrante incluso a la hora de recordarlo todo, pero si algo tiene Dumylen Cly, es que puede envolverte de tal manera que aunque no sepas cómo decir el título, sí que eres capaz de recordarlo y meterte en ese mundo, como si fuera tuyo. Hasta para mí a veces resultaba complicado mantener todo eso en mi cabeza, pero a medida que lo escribía, más me gustaba (lo que no evita que me lo tenga que volver a leer para saber por dónde voy cuando vuelvo a escribir, jejeje). Afortunadamente para la gente que no está tan acostumbrada, el primer libro es como todo, una introducción al resto, a la historia de Araen y sus personajes, y por eso traté de hacerlo bastante descriptivo. En el resto, doy por sentado que el lector conoce a los personajes y la situación (que no lo haga no quiere decir que se vaya a encontrar con un texto sin sentido, todo lo contrario), y por eso no doy tantos rodeos a la hora de poner conjuros, personajes secundarios y cosas por el estilo. Además, una de las cosas que más me gusta de Dumylen Cly es que hay variedad de personajes principales, aunque se les vea más o menos tiempo en acción, y todos tienen personalidades distintas, lo que hace más entretenida la lectura y la familiarización con alguno de ellos.
10. ¿Continúa en el segundo libro la atracción de Raistban por la joven protagonista?
- Si contestara a esta pregunta, de cualquiera de las dos formas posibles, mucha gente de mi alrededor se manifestaría en mi contra, jajaja. Es algo que se nota en el libro. Me pareció adecuado que fuera de esa manera, y por
qué no decirlo, yo misma me moría de ganas por poder hablar de una relación entre ambos y no simplemente de batallas y conjuros. Le da vida a la historia, y se agradece en cualquier libro que haya bastantes temas entre los que
debatirte, y no sólo uno que ocupe toda la trama.
11. ¿Te identificas con Gilrâen?
- Me identifico con varios de los personajes, en distintas situaciones. Creo que es algo normal, aunque sí, muchas de esas veces es con Gilrâen con la que más siento afinidad. Todos llevan una pequeña parte de mí, y por eso me resulta ameno escribir sobre ellos. Gilrâen es una chica
alegre y fuerte, con carácter, mi madre también lo es, y por eso quizás yo lo sea también.
12. ¿Cuándo publicarás la segunda parte de Dumylen Cly?
- Es un poco complicado. Si fuera por mí, le daría un poco más de tiempo al primer libro antes de publicar el segundo, porque a pesar de todo, sólo lleva unos meses a la venta, y es difícil darle publicidad a este tipo de cosas en las islas. Pero si fuera por los asistentes a la presentación que lo compraron, el segundo habría estado ya en los estantes
de alguna que otra librería junto al primero, jeje. Me hace ilusión que salga todo bien y tener la oportunidad de ver otro de mis libros publicado, pero para eso hay que tener paciencia y luchar bastante.
13. ¿Si la serie tiene éxito, dejarías los estudios para dedicarte en cuerpo y alma a la escritura?
- Ojalá lo haga, pero en ningún momento se me ha pasado por la cabeza dejar los estudios. Al contrario, me vería con más libertad para seguir estudiando, porque las cosas están difíciles ahora mismo y no sólo para mi familia o para mí. A lo mejor no trabajaría como Ingeniera Informática, pero sí terminaría la carrera, y estudiaría algo que me llamase más la atención como Arqueología o Astronomía. Estudiarlas antes pensando en el futuro no tiene mucho sentido, porque aquí no hay salidas para ellas. Mientras tanto, seguiría escribiendo todo lo que pudiera. Escribir pasó
de ser mi entretenimiento a algo más importante, y mientras haya personas que me animen a seguir haciéndolo, ahí estaré tratando de darles lo mejor que pueda con mis palabras.
14. ¿Te has planteado escribir otro género distinto a la fantasía?
- La verdad es que sí. Me parece que actualmente estamos acostumbrados a hablar de determinado autores y atribuirles un género directamente, y es algo que a la larga puede aburrir. Lo mejor que puedo hacer es ir alternando distintos géneros aparte de la fantasía, para que la gente
no espere siempre lo mismo de mí. Los sueños me ayudan mucho en esto, a veces tengo alguno que me parece interesante, y al rato, o días después lo plasmo en un papel con algunas modificaciones, y ya tengo una idea principal. Pero lo importante es que los lectores no me vean como "Débora Lázaro Santana, la que escribe fantasía". Con el tiempo, espero poder ofrecer algo más que castillos y épocas medievales, para disponer de un público más amplio, teniendo en cuenta que todo salga bien.
15. ¿Qué aconsejarías a los jóvenes como tú que sueñan con publicar una novela?
- Hay varias cosas que puedo decirles. Algunos de ellos ya me conocen y las saben, se han molestado en preguntarme y se lo agradezco. Lo primero, es que deben tener paciencia, mucha paciencia. Las cosas no suceden a la
primera, y puede que tampoco a la segunda, pero si quieres algo de verdad, nada puede hacer que no lo consigas, si esperas lo suficiente (y con eso no me refiero a esperar de brazos cruzados). Si tienen una idea, envíenla
a cualquier persona/editorial, las opiniones de otros cuentan mucho más que la propia a veces, y quién sabe, puedes llevarte sorpresas, al igual que yo. Quizás una de las cosas más importantes es no creer desde un principio
que lo tuyo debe ser bueno para todo el mundo, pedir ayuda es lógico y necesario, incluso si no aprecias fallos, y te hace ver las cosas desde otra perspectiva. No hay que aspirar a lo más alto desde un principio, ni tampoco a lo más bajo, y sobre todo, te tiene que gustar de verdad escribir, aunque empiece como un juego. Si lo ves como algo tuyo, y lo das todo para transmitir cosas que de cualquier otro modo no podrías, entonces, al menos para ti, ese texto tendrá un sentido y una gran importancia. No hay nada mejor que poder sentirse orgulloso de uno mismo, y más en ese aspecto. Por último y no por ser menos importante, siempre ser agradecido con cualquier ayuda que te llegue. Lo que me da la oportunidad de agradecer a Nieves Hidalgo la oportunidad que me ha prestado para publicar esta entrevista y dar a conocer mi libro en su blog. ¡¡MUCHAS GRACIAS!!
Gracias a ti por dejarnos conocerte, Débora. Seguro que esta entrevista les va a encantar a las lectoras. Desde aquí, queremos desearte todo lo bueno que pueda depararte la vida y el mundo de las editoriales.



8 comentarios:

Carolina dijo...

Magnífica entrevista, y mucha suerte en el futuro a Débora.
Os dejo, estoy leyendo "Amaneceres cautivos" y me está llamando Carlos Arteche (más quisiera), en cuanto termine te dejo mi modesta opinión -aunque adelanto que estoy fascinada-.
Y de nuevo mi enhorabuena a Débora.
Besos.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Nieves infatigable, ahora nos descubres otra perla, una joven escritora, Débora. Es compatible la tecnología con la letra, ambas necesitan método y disciplina, aunque Débora se nutre de una insaciable imaginación para crear mundos mágicos. Influencias todas tenemos, nada sale de la nada, pero la gracia está en tranformar esas ideas en algo personal, en un estilo própio, cada personaje forma parte de nosotras, la historia, podemos llamarla fantástica, pero los géneros sobran, importa atrapar y divertirse escribiendo. Le auguro a esta jovencísima escritora, muchos éxitos, de las islas a través de mares. Ánimos Débora, nunca sobran los estudios, nunca sobra la inmensa imaginación que tienes y que vas alimentando.
Felicidades Débora, te deseo lo mejor, y a tí Nieves, un abrazo cariñoso, generosa y amable amiga.

Nieves Hidalgo dijo...

la verdad es que sorprende que una chica tan joven, tenga esa imaginación.
¡Que cunda el ejemplo!
Gracias, Carolina y Natàlia, por entrar a compartir la entrevista.

Un besazo a las dos

Débora dijo...

=D Hola, soy Débora Lázaro y antes que nada quería darte las gracias, Nieves, por haberme dado la oportunidad de darme a conocer un poquito más en tu blog y hacerme esa entrevista tan buena. Carolina, Natàlia, y todas aquellas personas que quieran comentar si ven esto, muchas gracias también. Me alegra saber que a pesar de mi juventud y mi falta de experiencia hay gente que se muestra tan interesada en Dumylen Cly, y espero que siga así ^^. Un saludo a todas, y gracias =).

Arlene dijo...

Me parece una muy buena entrevista ya que es bastante clara y precisa a lo que se quiere dar a conocer. Débora, no sabía que escribías, eso está muy bien...a mi también me gusta la escritura y a cada rato escribo ideas locas que acabo dejando de lado pensando que no tienen salida ... pero con tu ejemplo ya veo que sí, pues pensaba que jóvenes escritores en Canarias no tenían futuro, pero se constata a través de tu primer sencillo. Muchas Gracias por poner en manos de jóvenes ideas tan fantasiosas como éstas, y porque a primera vista el libro parece envolvente y complicado, cosa que se agradece y que por lo menos a mi, me invita a escribir. Felicidades mima! que tengas mucha suerte.

Arlene dijo...

Me parece una muy buena entrevista ya que es bastante clara y precisa a lo que se quiere dar a conocer. Débora, no sabía que escribías, eso está muy bien...a mi también me gusta la escritura y a cada rato escribo ideas locas que acabo dejando de lado pensando que no tienen salida ... pero con tu ejemplo ya veo que sí, pues pensaba que jóvenes escritores en Canarias no tenían futuro, pero se constata a través de tu primer sencillo. Muchas Gracias por poner en manos de jóvenes ideas tan fantasiosas como éstas, y porque a primera vista el libro parece envolvente y complicado, cosa que se agradece y que por lo menos a mi, me invita a escribir. Felicidades mima! que tengas mucha suerte.

Kurt dijo...

Debo, hace ya varios meses que te llevo pidiendo una copia para leerla ¬¬ (para qué más sino).
ya va siendo hora de que me mandes unita, dí que sí *-*

ahora bien, muchas felicidades y buenos deseos para mi gran amiga del alma, de esas que como persona es invalorable, y como escritora... auhmm... no lo sé, aún no me manda mi copia =D

un abrazo, y nos vemos en otra oportunidad.

Anónimo dijo...

Hola me llamo Texi.Yo pertenezco a ese grupo de personas que espera con impaciencia que se publique la segunda parte. Es un buen libro, que transporta muy fácilmente a la fantasía del autor. Es increible pensar que con ese nivel de imaginación haya sido escrito en los ratos libres de alguien. ¡¡¡ Muchas felicidades Débora !!!!!