martes, 9 de febrero de 2010

Hijos de otro barro (Crítica)


A continuación os dejo una crítica que Esther Ortiz ha hecho sobre mi último libro y que ha colgado en El Rincón Romántico.

Sinopsis:

Inglaterra exprime a las colonias americanas con impuestos opresores para mantener su guerra con Francia. Chester Clayton, de padre americano y madre inglesa, se unirá a los rebeldes para defender a su país de la tiranía británica y acabará prisionero en una plantación de Virginia.

Terry Darnell, sobrina de los Rains, dueños de la hacienda "Ireland", vive con ellos desde que queda huérfana. El encuentro entre ambos desatará pasiones y odios, pero Chester no puede evitar sentirse atraído por la mujer que lo irrita y seduce a un tiempo.

Un giro inesperado le convierte en capitán del ejército colonial y se ve obligado a salvar la vida de quienes le retuvieron como esclavo. Clayton consigue que toda la familia escape a Inglaterra. Pero no está dispuesto a que Terry se marche con ellos. Tiene otros planes para su indomable inglesa.

Este es el libro de Nieves Hidalgo que se publica en Zeta Bolsillo en Febrero del 2010. A pesar de ser una novela nueva, en realidad fue escrita hace más de 15 años, y creo que hará disfrutar a todas aquellas lectoras amantes de las novelas antiguas de Johanna Lindsey, Karen Robards o Kathleen Woodiwiss. No es que la autora haya querido hacerla como las de antes… es que la novela está escrita “antes”.

Hace mucho tiempo que no me animo a hacer críticas, pero voy a intentarlo, aunque no esté a la altura. No voy a desvelaros nada, pero sí quiero haceros llegar las sensaciones que he tenido al leer esta historia.

Hijos de otro barro es una novela diferente y original. Está escrita en primera persona, pero no lo parece. Me explico: La novela está narrada por el amigo de Chester. Es original porque nunca me había planteado cómo sería una historia de amor vista bajo el criterio de una tercera persona. Una tercera persona que puede ver cosas que no ven ni los mismos protagonistas. Una tercera persona que interpreta una simple mirada entre los protagonistas. Que puede ver la tensión que se palpa entre ellos. Que puede saber lo profundamente enamorados que están, sin que ellos mismos sean conscientes de ello todavía. Sin embargo, la historia está en tercera persona porque hay partes de la novela en la que el amigo de Chester no está presente… aunque siga siendo él quien lo cuente.

Es como la película Leyendas de pasión. Se supone que hay un narrador, pero la historia pasa a contarse en tercera persona cuando el narrador no está, y hay momentos en los que el narrador aparece para dar su punto de vista y contar algunos acontecimientos.

Algo que ha llamado mucho mi atención es que el peso fundamental de la historia no recae en la protagonista femenina. Esta novela se centra más en el personaje masculino. En cómo siente, cómo actúa, cómo reacciona y cómo piensa. Es original porque normalmente siempre sentimos más cercanas las reacciones de las protagonistas femeninas. Me ha encantado poder sentir en mi propia piel la humanidad de Chester, su idealismo, su alma apasionada, sus miedos, su integridad, su fortaleza y su conflicto interior. Sus dudas, y el no poder evitar enamorarse de la mujer que cree que le ha traicionado.

Me ha emocionado la relación de amistad tan pura que llega a entablar Chester con Martino. Martino es el primo pequeño de la protagonista. Un niño que no deja indiferente a nadie.

Hijos de otro barro es una novela nada predecible. Es una aventura tras otra. La acción no se detiene, y siempre al finalizar una escena es entrelazada con otra de igual intensidad. Es un libro de los de antes, de los que te mezclan aventuras, odio y amor. De los que cuentan una HISTORIA completa, y no es una simple novela de “chico busca chica”. Tiene “chicha”.

Como dije antes, destaco el personaje secundario de Martino. Puede que la autora me mate al leer lo que voy a decir… pero sería genial leer una novela protagonizada por Martino, este niño que además de robar el corazón de Chester, también ha robado el mío. Tampoco puedo dejar de mencionar el personaje de Sean. Amigo de Chester y narrador de la historia.

Creo que Hijos de otro barro puede gustar a todas aquellas que os ha gustado Orgullo sajón.

No sé cómo va a plantear la editorial Zeta esta novela, pues yo me he leído el manuscrito original de la autora y no sé cómo quedará plasmado en el papel. Lo único que puedo decir es que a mí me ha encantado y me ha parecido diferente por la manera en que está narrado.

Ah, y para aquellas personas que echaron en falta un epílogo en Orgullo sajón, os cuento que Hijos de otro barro tiene un epílogo que a mí me ha emocionado, aunque yo no soy amante de los epílogos, me dan bastante igual.

Se puede decir que Hijos de Otro barro, junto con Orgullo sajón y Luna de Oriente (sin publicar aún) son mis novelas favoritas de Nieves Hidalgo.

Espero que esta crítica al menos sirva para que os hagáis una idea de cómo es esta novela, estéis de acuerdo con mis gustos o no.

-----------------
Aquí os dejo también la entrevista y la presentación que esta web ha hecho sobre mí y sobre mi novela.

Esther, un beso muy grande y muchas gracias por esta preciosa crítica y por todo lo demás.


13 comentarios:

Mientras Lees dijo...

Tengo muchas ganas de leer este libro!!!

Anónimo dijo...

Qué crítica más bonita Nieves!! NO nos vas a decepcionar para nada con este libro. Y si es como Orgullo Sajón, ya te lo aseguro que nada de nada!!Tengo el libro comprado desde el primer día pero hasta el viernes que me voy en tren a mi pueblo, no empezaré a leerlo, pq siempre me ha parecido muy romántico viajar en tren leyendo una preciosa historia encerrada en un libro maravilloso. Y esta vez ese libro es el tuyo.
Un besazo Marta

Mary Heathcliff dijo...

La crìtica pinta espectacular.

Ángeles Ibirika dijo...

Estoy segura de que esta maravillosa crítica hace honor a la novela. Me va a encantar descubrirlo.

Un beso enorme, preciosa.

Maria dijo...

Una muy buena critica,que hace q tenga ganas de tenerlo en mis manos,pero es la primera vez(creo recordar)que va a ser la primera historia q leere q este contado por una tercera persona.Espero q me enganche tanto como Orgullo sajon que me enamoro.

Un beso y muchas felicidades!!!

Alexia Stark dijo...

Ale, a darme más envidia... con las ganas que tengo de leerlo!
A ver si lo traen pronto en mi carrefour y me lo compro, que con criticas como esta solo logro que me entre más "mono" jejejeje

Anabel Botella dijo...

Preciosa esta reseña, Nieves. No he leído esta novela, pero coincido que casi la que más me gusta es Orgullo Sajón. Con esta disfrutaré sin duda.

Nieves Hidalgo dijo...

Mientras lees, Marta, Mary, Ángeles, María, Alexia, Anabel...

La verdad es que hasta ahora he recibido varios correos diciendo que la novela está gustando. Eso sí, se quejan de que es corta, algunas hubieran querido más páginas.
Prometo hacerlas más largas. jejeje.

Gracias por seguir ahí cada día.
Os quiero un montón

Bego dijo...

Yo ya estoy esperándolo con muchas ganas, deseando leerlo, después de esta crítica aún más.

Anónimo dijo...

Hola Nieves!! Ya me he leido el libro este finde, en mi viaje en tren a mi pueblo. Que bonito, el adjetivo es PRECIOSO, dulce, intenso. Pero se me ha hecho tan corto.... se lo voy a dar a mi madre porque sé que le va a encantar. En serio, es realmente precioso. Y sé que lo volveré a leer más adelante, porque son de esas historias que te dejan huella en el corazón y te sientes parte de ellas.
Muchas felicidades por este pequeño gran tesoro.
Un abrazo marta

Nieves Hidalgo dijo...

Bego, ya sabes que espero tu crítica personal.

Marta, me alegro que te haya gustado. La próxima será más larga, lo prometo. Ya me dirás lo que le parece a tu madre.

Mil besos por vuestros comentarios.

Anónimo dijo...

Hola Nieves,
He leido tu libro de Hijos de otro barro y debo decir que estoy totalmente de acuerdo con la crítica de Esther. Es que ya ni me atrevo a elaborar otra crítica porque sería una copia. Genial comos siempre Nieves
Besitos
Selena :)

Nieves Hidalgo dijo...

Selena, no sabes lo que me alegra que te haya gustado la historia.
Muchas gracias por decirlo, eres un encanto.

Muchos besos