domingo, 28 de diciembre de 2008

Vikingo © (Sinopsis y extracto del capítulo 1º)

SINOPSIS:


Odín, dios de la guerra, le había elegido. Educado en las armas, el hijo de Vadín, primogénito de la casa, había sido llamado para grandes conquistas.
Cruzó los fiordos para adentrarse al sur, para doblegar bajo el poder de su brazo a cuantos pueblos encontrara en su camino.
Era un semidios. Un vikingo. Y al igual que sus dioses, la cólera, la lujuria y la valentía le caracterizaban.

Ella, hija de Zollak, había tomado las armas en el puesto de su hermano menor, para defender su pueblo de las hordas invasoras.

Amparado él por Odín, seguidora de la fe cristiana ella, se enfrentarán en medio de un mundo regido por la sangre y por la espada.

La codicia, el odio, la venganza… Todo eso, unido a la fe ardiente del pueblo al que somete, conseguirán que Ishkar comience a dudar de sus creencias y de su condición de semidios.




Vienen del norte, hostil y frío.
Saquean los monasterios, aniquilan
los pueblos y profanan iglesias…



La proa de la nave, en forma de cuello de cisne, se alzaba casi cinco metros encima del puente, coronada por la feroz cabeza de un dragón, como dispuesta a enfrentarse de igual modo a los vientos que a las embravecidas aguas.
Ishkar no pudo disimular una sonrisa de orgullo al observar la nave. Como un delfín, sus más de veinte metros de eslora y cinco de ancho surcaban las aguas acercándols a su destino.
Treinta hombres bajo su mando descansaban ahora, apoyados en los remos, después de la fatiga del día anterior en que el viento no les acompañó y hubieron de impulsar la nave con la fuerza de sus músculos. Ahora las velas estaban henchidas.
La madera de pino del puente crujió bajo el peso del hombre que se le acercó. Le sacaba una cabeza y sus hombros eran anchísimos, sus brazos como troncos y las manos capaces de machacar el cráneo de un enemigo. Todo en él era fiero e intimidatorio, pero sus ojos, al mirarle, brillaron con picardía. Su manaza cayó sobre el hombro de Ishkar, zarandeándolo.

-El viento es hoy nuestro aliado.
-Sí. Y pronto divisaremos la costa.. Eric nos estará aguardando.
-¿Habrá conseguido suficiente caballos?
-Doy por sentado que sí.
Goonan hizo un gesto de desagrado y se apoyó en la borda. Las olas, al romper, le salpicaron el rostro y el aire enredó aún más su ya enmarañada cabellera.
-No me gusta tener que hacer de niñera –dijo-.
Ishkar rió con ganas.
-Erik es lo suficientemente bravo para que nadie deba cuidarlo.
-Le hubiera gustado llegar a las costas inglesas en solitario y emprender la conquista. Conozco a tu hermano. La orden de tu padre de esperar el grueso de nuestras fuerzas, no le agradó.
-Pero obedecerá.
-Eso está aún por ver –gruñó el pelirrojo-.

Ishkar volvió a reír. Desde que salieran de su tierra, los dioses les prodigaron buena fortuna. Llegarían a Inglaterra, arremeterían contra los hombres que se les opusieran, tomarían el estaño, el trigo candeal, la miel, las mujeres y los jóvenes vigorosos a los que podrían luego vender como esclavos. Luego regresarían al norte con uno de los mayores botines. No podían pedir más.
Goonan le observó, sin unirse a su buen humor, pero contento de su estado de ánimo. Demasiadas veces había sido testigo de su irritación. Para él, era casi un hijo. Desde que se uniera a Vadín, el mayor señor de las tierras del norte, estuvo junto al muchacho. Después, cuando Ishkar fue elegido por al mismísimo Odían, le encargaron enseñarle cuanto sabía de lucha y navegación. Recordó aquel helado día de invierno en que consagraron al joven como protegido de los dioses.

Cazaban los guerreros mientras los chicos practicaban la glíma, un juego duro de pelota para el que se necesitaban muchas agallas. Un oso enorme entró en la aldea. Los gritos de las mujeres alertaron a los hombres, que regresaron de inmediato. Cuando llegaron a la explanada donde se levantaban las alargadas chozas de turba de gruesos muros, se quedaron clavados en el suelo. Todos, excepto Ishkar, habían corrido a refugiarse. Gozan fue el primero en alzar su arcos y apuntar al animal, pero el oso se aproximó al niño, petrificado en el centro de la plaza. No pudo disparar por miedo a herirlo a pesar de su excelente puntería.
Mudos de espanto, aguardaron, rezando para que el oso, al ver que el niño no se movía, pasara de largo. Pero el animal se detuvo a su lado, casi cubriéndole con su enorme cuerpo, le olfateó y luego se puso en pie sobre sus patas traseras. La pata derecha subió, como si el oso fuera a arrancar la cabeza al niño. Pero en lugar de hacerlo, la posó sobre el hombro de Ishkar y su hocizo acarició su cabello. Desapareció de la aldea igual que entró, en silencio.

Nadie se atrevió a seguir a la bestia después de lo que presenciaron. Vadín corrió hacia su primogénito, le alzó en brazos y entró en la casa, atravesando el largo pasillo hasta la pieza principal, de unos trece metros de larga. La que en se tiempo era la esposa de Vadín, antes su concubina, protegía a Erik entre sus brazos y miró aterrada a su esposo cuando él depositó el cuerpo de Ishkar sobre el lecho de pieles. En su corazón, la esperanza de que el oso hubiera matado al primogénito se abrió paso. Había conseguido ganarse a Eric y deseaba que fuera el heredero, con lo que alcanzaría más poder. Pero Ishkar se encontraba vivo y solamente tenía un pequeño rasguño en el hombro producido por la garra del animal.

Aquel día la aldea fue una fiesta. De inmediato, las habladurías dieron por sentado que lo sucedido era una señal de Odín. Todos conocían que el hijo de la giganta Bestla y de Borr, esposo de la diosa Frigg, dios de la guerra, de la caballerosidad y de las armas, soberano de Valhóll –paraíso de los guerreros caídos en combate-, heermano de Vili y Ve, destructor del gigante Ymir con cuyos pedazos creó después el universo, tenía la facultad de convertirse en oso o en lobo. Sólo Odín pues, podía haberse aparecido a Ishkar. Y al poner su zarpa sobre su hombro le había distinguido como su protegido.

(Extracto del capítulo 1º)





13 comentarios:

solima dijo...

No sabes con qué ganas espero los extractos de las novelas que nos regalas. Me encanta entrar en tu blog y ver que has colgado alguna... aunque depués me quedo con las ganas de seguir leyéndolas. Ojalá algún día pueda tenerlas todas juntitas al lado de Lo que dure la eternidad.

Un beso

Anónimo dijo...

Me uno a lo que dice Solima.
es estpendo leer trocitos de tus novelas.me gustan todas.
yésta de vikingos, tiene una pinta extraordinaria.

CARLOTA

Bego dijo...

Gracias por otra interesante novela, se huele la aventura.

Un beso.

Nieves Hidalgo dijo...

Como voy como una moto, me he cargado el comentario anterior así que lo tengo que volver a escribir.

Me alegro mucho que os guste. Mañana pondré otro trocito.

Un beso a las tres y gracias por vuestras palabras.

Turi dijo...

Hola Nieves, soy M.Antonia, la hermana de Luci (vecinas de tu madre). Me ha dejado tu madre 'El fantasma de Killmarnock', pues soy gran aficionada a la lectura y a escribir. Me ha encantado, o mejor, fascinado. Creo que escribes con una gran riqueza y esmero y además la lectura se hace interesante y embriagadora. Yo he empezado a escribir varias cosas, pero el problema es que no termino!!!. ¡¡Enhorabuena!! Sigue publicando

Nieves Hidalgo dijo...

Hola M.Antonia, qué alegría verte por aquí. Te agradezco mucho tus palabras, siempre es un placer que te digan esas cosas.
Sigue escribiendo, no te canses y no lo dejes, a lo mejor algún día... ¿quién sabe...?

Un beso muy grande.

Anónimo dijo...

Gracias por este aperitivo de lo que parece otra interesante novela.

Un beso
Merce

Anónimo dijo...

Tiene muy buena pinta, Nieves. No sabes lo bien que lo paso cada vez que visito este blog.

Un beso
Helena

Anónimo dijo...

¡Una de vikingos! con la de tiempo que hace que no leo una novela de estas. Me apetece un montón y me tendré que conformar con dos capítulos. Tú si que sabes hacernos sufrir.

Un beso,
Pili

Elena dijo...

Hola Nieves!
Soy nueva por aquí, apenas hace dos días que he descubierto tu blog pero me ha parecido como mínimo muy interesante.
Me encanta que seas tan cercana con nosotras, las lectoras.
Hace poco compré Orgullo Sajón y la verdad es que estoy deseando empezarlo (creo que esta noche es una ocasión inmejorable).
Me gustaría saber, además, cuando se publicará Vikingo.. me encanta el tema y el extracto me ha dejado con la miel en los labios.
Gracias!!

Nieves Hidalgo dijo...

Hola Elena, bienvenida a mi blog. Es un placer saludarte. Espero que me hagas saber qué te parece Orgullo sajón. Puedes dejar el comentario aquí o escribirme a mi correo personal que aparece en el blog.

En cuanto a lo que me preguntas, no tengo fecha aún para Vikingo. Han sido varias lectoras las que me han preguntado por esta novela, sin embargo, los títulos que están programados para un futuro inmediato, no son este. Pero estas cosas pueden cambiar de un día para otro.

Un beso muy grande.

Olga dijo...

Hola Nieves :D

Acabo de enterarme ahora mismito que, si todo va bien, y cruzo los dedos para que así sea, el 4 de febrero saldrá a la venta Alma Vikinga. ¡¡Que alegría!!
Aún tengo un par de libros tuyos pendientes por leer en mi estantería pero ha sido ver que publicas éste, y ya se lo he pedido sin falta a mi pareja para "san valentín" jeje :D
Que bien poder leer al fin esta novela ya que con los extractos una siempre se queda con ganas de mas.
Muchas gracias por tus novelas. Un beso :D

Olga

Nieves Hidalgo dijo...

Hola, Olga.

Un millón de gracias por entrar, por comentar y por haberle pedido a tu pareja la novela.
Espero que te guste.
Está completamente cambiada y revisada porque ya sabes que lo que colgué en el blog era un simple borrador.

Montones de besos!!!!

Nieves