lunes, 6 de octubre de 2008

Un juego peligroso © (Libro 4º de la saga de Los Gresham)


SINOPSIS

Los Gresham no están dispuestos a que Cameron acuda a un duelo, por eso se confabulan y el muchacho acaba atado y amordazado en un navío camino de Chasleston.
Angeline Taylor se ha visto obligada a casarse con un hombre deleznable, para salvar a su padre de las deudas y a su hermana de un destino horrible. Pero su esposo exige, para cumplir lo pactado, que ella le de un heredero, cosa imposible puesto que él es incapaz de llevar a término sus obligaciones maritales. Y Angeline solamente encuentra un recurso para salvar a su familia: proponer al mayor libertino de la ciudad que la deje embarazada.



BRAYSTONE CLASTLE. INGLATERRA


- ¿Debo imaginar que habláis en serio?
Aunque el joven hacía la pregunta a todo el grupo, sus ojos azul furioso que recordaban a todos a su padre, muerto en desgraciado accidente hacía ya cuatro años, estaban fijos en el hombre alto y moreno apoyado con indolencia en la repisa de la chimenea.
Christopher Gresham, conde de Braystone, no le miró al responder, pero su voz carecía de duda o misericordia.
- Muy en serio.
Cameron se puso en pie. Hasta ese momento había tratado de mantener la calma. Normalmente, los juicios familiares se llevaban a cabo siempre en el castillo y en presencia de toda la familia. Estaba acostumbrado a ellos, no en vano algunas de sus correrías en el colegio y posteriormente en la universidad, habían terminado en uno de aquellos soporíferos juicios. Ahora era distinto. No tenía ya diez años -como cuando le quisieron echar del colegio por rociar de tinta a uno de los profesores-, y tampoco tenía 17 -cuando llegó la comunicación de que le expulsaban de Oxford por haberlo pillado revolcándose con una muchacha en el aula de Historia Natural-. Ahora era un hombre adulto, tenía veintiséis años cumplidos y era capaz de gobernar su existencia sin la ayuda de la familia.
- No pienso irme -dijo-.
Nadie abrió la boca, pero el mayor de los Gresham le siguió con aquella mirada gris helada que solía amedrentar a todos mientras se acercaba al mueble bar y se servía una generosa cantidad de brandy, ingiriendo luego la mitad de un trago.
- No puedes batirte con Fletcher.
- No tengo intenciones de humillarme pidiendo disculpas. Ambos estábamos muy borrachos y él fue el primero en empezar. Sólo me defendí. Si se ofendió y me retó... ¡sea!
- ¡Maldito idiota! -explotó el segundo de los Gresham, Darel, que había permanecido callado hasta ese momento-. Acabarías en la cárcel por ese duelo, sabes que están prohibidos.
- O en el cementerio -intervino el menor, James-. Cualquiera de ambos lugares es incómodo.
Cameron miró a sus tíos con verdadera furia.
Les quería. Se había criado casi en Braystone y habían sido sus maestros incluso mucho más que su padre. Pero todo tenía un límite. Sacudió la cabeza y acabó el resto del brandy.
- No voy a pedir disculpas –repitió-. Y mucho menos voy a desaparecer de Londres. Tengo mi orgullo.
- Lo único que tienes es la cabeza hueca -murmuró la esposa de Chris, su tía carnal-. Y dura. Me pregunto si la culpa será la convivencia con estos tres borregos.
Cameron giró un poco los hombros para evitar que le viesen sonreír. Kimberly no desaprovechaba oportunidad para lanzar puyas a los tres hermanos; siempre fue así, desde que llegara a Inglaterra intentando saber lo sucedido con su hermanastro, y acabara batiéndose con el conde.
- Chico, no te queda otra alternativa -argumentó James-. Charleston es una ciudad encantadora.
- El culo del mundo.
- Pero encantador -rió Darel-.
- ¡Vete al infierno, hombre! -estalló el muchacho-.
- Hijo -murmuró Chris-, tienes dos minutos para decidirte.
Cameron, ahora vizconde de Teriwood, le miró como si de veras toda la familia hubiera enloquecido de repente. Observó a cada uno y se dio cuenta de que nadie iba a ponerse a su favor; desgraciadamente, sus primos habían sido excluidos del juicio porque aún eran jóvenes; lo lamentó, porque aunque sin voto, al menos hubiera tenido apoyo moral.
Kimberly, aquella americana con carácter que llegara para poner patas arriba Braystone Castle, estaba claro que comulgaba con la decisión de su esposo el conde. En cuanto de Tatiana Elisabeta, esposa del segundo de los Gresham, no podía esperar ayuda, si aquella preciosidad de cabellos rojos y ojos verdes había renunciado a un trono por el barón de Winter, no podía esperar que ahora le ayudara a él. Thara, ahora baronesa de Salsbury y casada felizmente con el menor, era otro tanto. Nada que decir de la abuela de ellos, la condesa viuda y mucho menos de la tía abuela, vizcondesa viuda de Wells, Eleanor, que siempre estaba de acuerdo con la otra anciana.
- Ya me he decidido -repuso Cameron dejando la copa sobre la repisa de la chimenea con un golpe seco-. Habrá duelo. Y por mi podéis iros todos a la mierda.
- ¡Cameron! -exclamó la condesa viuda-.


(Extracto del primer capítulo)




15 comentarios:

Bego dijo...

Como siempre, maravilloso, esta vez soy yo quien pide más por favor esto me ha sabido a poco, mejor a muy poco.
Ten compasión de tus asiduas lectoras, nos muestras un delicioso manjar y después nos dejas con las ganas de saborear un poquito mas.

Saludos.

Érika dijo...

Hola, he visto tu comentario en mi blog y me ha hecho una ilusión enorme :).

Lo cierto es que "Lo que dure la eternidad" me encantó, tanto a nivel literario como personal, y espero poder disfrutar de otra obra tuya pronto. Por lo que he visto aquí, no será por falta de fecundidad creativa...

Un saludo y mucha suerte!

Nieves Hidalgo dijo...

Bego, mañana colgaré el último libro y con él ya acabo con la saga. A lo mejor... más adelante... me lo pienso... y pongo otro poquito.
Me encanta que te guste y me encanta que vengas a visitarme.

Un beso grande.

Nieves Hidalgo dijo...

Érika, me comentó una amiga el comentario que pusiste en tu blog y fui rauda a leerlo.
Las gracias te las tengo que dar yo a ti por tus bonitas palabras. Espero que mi próximo libro también te guste... aunque no tiene nada que ver con fantasmas.

Un beso grande, Érika, y gracias por visitarme.

Anónimo dijo...

Sigo enganchada a la saga... creo que ya irremediablemente.

Un beso,
Pilar

rociodc dijo...

Ya me tienes enganchada a la serie y solo publicaste uno. ¡¿Pero quien no se engancha con estos adelantos?!
Me encanta Nieves,gracias.

Nieves Hidalgo dijo...

Rocio,

hoy te estoy dedicando la tarde, jajaja. Y tú has dedicado la mañana a dejarme mensajes en el blog. ¡¡Eres un amor!!

Pues esta novela, como te digo, no la tengo prevista. Habrá que esperar a ver cómo funciona la trilogía.

Otros mil besos,

Ligia Liranzo dijo...

Hola Nieves!

Me encantan tus libros y me estoy comiendo el coco porque alguien me dijo que hay un 4to. y 5to. libro de la serie Los Gresham, es así?

Saludos,

Ligia

Nieves Hidalgo dijo...

Hola, Ligia.

Lo primero, gracias por interesarte por los Gresham.
No estás equivocada, yo tenía 5 borradores escritos para esta saga. Lo que pasa es que he decidido que, al menos de momento, la dejo en trilogía. Antes de continuar con los Gresham quiero acabar la historia de un personaje secundario de El Ángel negro, que no paran de pedirme.
No descarto, sin embargo, escribir otro más de la saga dentro de un tiempo.

Te mando un beso muy fuerte !!

Espe Consuegra dijo...

Hola nieves para cuando tendremos la 4 y 5 entregra de la serie los gresham ja que hace tiempo que no has sacado ningun titulo mad y despues de leer los capitulos que tienes en el blog me he quedado con las ganas de continuar la serie
espero tener pronto ocasion de poder disfrutar de nuevsas aventuras
continua asi
un saludo

Espe Consuegra dijo...

Hola nieves para cuando tendremos la 4 y 5 entregra de la serie los gresham ja que hace tiempo que no has sacado ningun titulo mad y despues de leer los capitulos que tienes en el blog me he quedado con las ganas de continuar la serie
espero tener pronto ocasion de poder disfrutar de nuevsas aventuras
continua asi
un saludo

Nieves Hidalgo dijo...

Hola, Espe.

Lo primero, darte las gracias por interesarte por la continuación de la saga Gresham. Pero siento tener que decirte que, de momento, se queda en trilogía. No me gusta tirar demasiado de la manta ni cansar haciendo más novelas de la familia y, además, hay otros proyectos en marcha en los que ya estoy trabajando.
Te mando un montón de besos!!

Nieves Hidalgo dijo...

Hola, Espe.

Lo primero, darte las gracias por interesarte por la continuación de la saga Gresham. Pero siento tener que decirte que, de momento, se queda en trilogía. No me gusta tirar demasiado de la manta ni cansar haciendo más novelas de la familia y, además, hay otros proyectos en marcha en los que ya estoy trabajando.
Te mando un montón de besos!!

Espe Consuegra dijo...

Hola nieves ya entiendo que tengas mas projectos y estoy deseando que los publiques pero es que la serie engancha y despues de leer
los capitulos que has puesto pues es quedarse con la miel en los labios no podrias entonces poner un poquito mas de los libros?
Un besotr

Nieves Hidalgo dijo...

Espe,

no es mala idea lo que pides: poner un poquito más o incluso colgarlos poco a poco. En cuanto tenga algo de tiempo veré lo que se puede hacer.
Gracias de nuevo.

Mil besos!!